Si la Fed incrementa la tasa de referencia este año, es muy probable que el Banxico replique la medida para evitar que un evento potencial de inestabilidad de mercados financieros cause efectos sobre el crecimiento y la inflación en México.

 

Después de varios años de tomar medidas extraordinarias de política monetaria, como fueron varias rondas de compra directa de activos al mercado y la operación twist, el mercado espera que este 2015 la Reserva Federal (Fed) comience a subir la tasa de referencia de depósitos a un día, con lo que se iniciaría el camino hacia la normalización de política monetaria.

Por normalización de política monetaria se entiende al llevar la tasa de referencia a un nivel tal que recupere su efectividad como herramienta de política monetaria, la cual ha perdido después de varios años de mantenerse a un nivel de prácticamente cero; formalmente la tasa fluctúa entre 0% y 0.25% desde finales del 2008.

PUBLICIDAD

 

Tres objetivos de la Reserva Federal

La Fed tiene tres objetivos primordiales en su papel como responsable de la política monetaria estadounidense, que son la maximización del empleo, la estabilidad de precios y tasas de interés de largo plazo moderadas.

Estos tres objetivos son en general complementarios; sin embargo, puede darse la combinación de circunstancias para que éste no sea el caso, que es justo lo que está ocurriendo en este momento.

 

El empleo

El mercado laboral estadounidense ha destacado por su fortaleza en años recientes, acelerándose particularmente durante 2014 y 2015. Desde el inicio de 2014 hasta la fecha se han creado más de 3 millones de empleos no agrícolas. En el mismo periodo, la tasa de desempleo se ha reducido de 6.7% a 5.7%. Hay que recordar que este indicador alcanzó un nivel de 10% en octubre del 2009.

Esta mejora en el empleo todavía no se refleja en un crecimiento en los salarios promedio a niveles previos de la gran recesión y todavía la brecha del producto se mantiene abierta, lo cual se produce por los amplios recursos de la economía estadounidense que todavía están desocupados.

A pesar de ello, si la Fed observara solamente su objetivo del máximo empleo, las probabilidades de iniciar el proceso de elevación de tasa de referencia en las siguientes reuniones del comité de mercado abierto (FOMC) se elevaría sensiblemente.

 

La inflación

De acuerdo con lo comentado por la Reserva Federal, la comunicación de un objetivo de inflación de 2%, medido por el deflactor del gasto en consumo personal (PCE), le pone un ancla a las expectativas de inflación, cumpliendo así las funciones de promover la estabilidad de precios y moderar las tasas de interés de largo plazo.

Sin embargo, la inflación medida por el PCE recientemente ha presentado una trayectoria decreciente, afectada por la caída en los precios del petróleo y otras materias primas, como efecto de la sobreoferta y la desaceleración económica a nivel global.

Otras medidas de expectativas, como la inflación implícita en la curva estadounidense de 5 y 10 años, han acusado un impacto significativo de la reciente debilidad en el crecimiento global.

Si los objetivos de estabilidad de precios y moderación de tasas de largo plazo fueran los únicos que la Reserva Federal atendiera, al inicio de la normalización todavía le faltaría tiempo, por lo menos hasta que se observe que las principales medidas de inflación retomaran su tendencia de alza.

 

¿Cuando viene el inicio de la normalización?

Como lo comentamos previamente, la economía estadounidense pasa por una coyuntura en donde el cumplimiento de sus objetivos no es complementario. Por un lado pareciera que la economía se está acelerando lo suficiente para soportar un par de incrementos en la tasa de referencia; por otro, la inflación baja genera el riesgo de que un inicio temprano de la normalización pudiera llevar a un proceso de desaceleración mayor en los precios.

Hay tres escenarios preponderantes para el inicio de la normalización este 2015, con mayor o menor probabilidad:

  • 29 de abril. Este escenario descansa en la frase de J. Yellen en una conferencia de prensa, cuando mencionó que podría iniciar la subida de la tasa de referencia en un par de reuniones más. Este escenario tiene muy baja probabilidad. Por lo anteriormente expuesto es difícil que la inflación se mueva sustancialmente al alza en un tiempo tan corto.
  • 17 de junio. Este escenario encuentra apoyo en las frases de algunos miembros de la Fed, que públicamente se han pronunciado sobre esta fecha. Este escenario tiene una mayor probabilidad, sin ser definitivo. Los analistas encuestados por Bloomberg le dan un 40% de probabilidad a que el inicio de la normalización ocurra en esta fecha.
  • 28 de octubre. La de mayor probabilidad. El mercado de futuros de los fondos federales le asigna una probabilidad de 77% a este escenario, en el cual los efectos coyunturales de baja de precios de energéticos podría haberse disipado y la demanda de empleo habría empujado a los salarios promedio a un mayor crecimiento.

 

Conclusión

Es muy probable que la Reserva Federal incremente la tasa de referencia este mismo año. De acuerdo con la divergencia entre los objetivos de la Reserva Federal, es probable que la primera elevación en la tasa de referencia ocurra hacia el tercer trimestre del año. Esto es relevante porque muy probablemente el Banco de México replicará lo hecho por el banco central estadounidense, a fin de evitar que un evento potencial de inestabilidad de mercados financieros cause efectos sobre el crecimiento e inflación en México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: FinamexCB

Twitter: @FinamexCB

Portal: Finamex Casa de Bolsa

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Retos al implementar aplicaciones móviles en tu empresa
Por

La mayoría de las compañías que integran a su plantilla aplicaciones móviles para hacer negocio han incrementado el reto...