Los que vuelen con Lufthansa de México a Munich a partir del 29 de octubre de viajarán en un tris, con el avión más avanzado de la flota de la compañía: el Airbus 350-900.

Se trata de un modelo que ya empezó a operar entre puntos de Norteamérica y Asia, y que gradualmente irá reemplazando los actuales A340-600, en los vuelos diarios entre la capital mexicana y el segundo hub aeroportuario de Alemania, Munich. Será la primera vez que esta nave vuele en América Latina.

En total, Lufthansa ya ordenó 25 A350-900 como parte de una compra de 240 naves hasta 2025, que incluye también Boeings, Embraers, Bombardiers. Reciben una por semana y aún están pendientes 180. Esto supone una inversión de 35 billones de euros (unos 41 billones de dólares), adquiriendo en propiedad el 90% de la flota y a título de leasing el resto.

Con esta renovación de flota, el grupo alemán cristaliza dos de sus prioridades. Primero, ofrecer no sólo vuelos, sino “experiencias” a los pasajeros, en palabras del vicepresidente en América de la compañía, Tamur Goudarzi Pour, en entrevista para Forbes México. Y segundo, crecer en cielo azteca.

PUBLICIDAD

 

Experiencias en el aire

La compañía presenta el avión de 5.62 metros de ancho como la “aeronave de larga distancia más avanzada y ecológica del mundo”, gracias a sus alas aerodinámicas que se ajustan durante el vuelo, tal y como presentó el director general para México y Centroamérica del grupo, Dirk Van Nieuwkerk.

También introducen tecnología de la salud en el vuelo, como una mejorada presión y humidificación en la cabina durante el vuelo, así como un nuevo sistema de iluminación LED que se ajusta al ritmo del día y la noche de los pasajeros y ayuda a minimizar el jet lag.

En el ámbito de la alimentación, en Clase Ejecutiva, se ofrece un área de autoservicio en donde pueden encontrar snacks y bebidas durante el vuelo, mientras que las clases Económica de Lujo y Económica pueden pedir un menú de sushi pagando un precio adicional.

Foto: Cortesía Lufthansa.

México, cielo en construcción

“México es un mercado muy prometedor porque aún son pocas las personas que utilizan el vuelo como método de transporte, comparada con otros países más industrializados. La tendencia natural del desarrollo es hacia un crecimiento fuerte en el país”, afirma Goudarzi.

Con la renovación de la flota, Lufthansa se reafirma en su apuesta por el espacio aéreo de México. La alemana ofrece vuelos en el país desde hace 50 años. Desde 2014 que introdujo la destinación directa a Munich desde la CDMX cinco veces por semana, además de las once operaciones semanales en Cancún.

A ello contribuyó en parte su alianza con Aeroméxico o el recién estrenado acuerdo de colaboración con Interjet, que permite que los pasajeros del Grupo Lufthansa puedan aterrizar en cualquier punto donde opere la compañía mexicana.

Lufthansa es la única compañía europea que logró la certificación cinco estrellas de Skytrax, de la firma británica especializada en consultoría de aviación. Su vicepresidente en América la definió como el mayor grupo de aviación, con 30 millones de pasajeros, 15,000 frecuencias alrededor del mundo, con más de 300 destinaciones en 100 países.

El Grupo Lufthansa cuenta con otras aerolíneas, como Eurowings, SWISS, Austrian Airlines y Brussels Airlines. En 2017, registró un beneficio récord de 2,364 millones de euros, lo que supone un aumento del 33.1% con respecto al ejercicio anterior, y en junio se supo que estaba tanteando la compra de Norwegian, en concurrencia con IAG, el grupo de British Airways, entre otras.

Sin embargo, durante el pasado agosto tuvo una tasa de puntualidad del 69.55% de los vuelos programados, por debajo del promedio 72.48% de las compañías globales, según el portal Flightstats.com.

 

Siguientes artículos

tlcan-secretarios
Entendimiento con claroscuros en el TLCAN
Por

A través de impulsar acuerdos bilaterales, Estados Unidos aprovecha e impone su posición de fuerza frente a los otros pa...