Por Brian Solomon

Hoy, en la sede de Airbnb en San Francisco, el cofundador y CEO de la compañía, Brian Chesky, se paró en el escenario, en medio de una sala de estar de utilería, para anunciar el rediseño de su aplicación.

Aunque las nuevas funciones anunciadas por Chesky fueron relativamente de menor importancia –una guía para los vecindarios y una interfaz de búsqueda más personalizable– hizo alusión a los planes más amplios de Airbnb. No se equivoquen, esta startup valuada en 25,000 millones de dólares (mdd) tiene su mira puesta en mucho más que la industria hotelera: quiere ser dueña de toda la experiencia local de los viajes.

Chesky dedicó parte de su presentación de 20 minutos a mostrar una presentación de diapositivas del reciente viaje de sus padres a París. Con la madre de Chesky riendo en voz alta en la primera fila, se burló abiertamente de sus elecciones para visitar y comer, llenas de clichés turísticos. Las nuevas funciones de Airbnb, como guías para 25 ciudades que, en su lanzamiento incluyen 3.5 millones de recomendaciones locales, tienen como objetivo a corto plazo solucionar el problema común del turismo de masas.

PUBLICIDAD

Sin embargo, en el largo plazo Airbnb claramente espera convertirse en el centro de tu experiencia de viaje, un recurso y una relación mucho más profundos que las agencias de viaje similares a Expedia, que usas y olvidas. Ofrecer recomendaciones locales y crear sus propias guías para destinos locales podría hacer que el creciente número de turistas de Airbnb (15 millones de visitantes en los últimos tres meses) use la app durante sus viajes para encontrar lugares de interés, restaurantes, y mucho más. Esto también podría robar algo de mercado a sitios web como Yelp, TripAdvisor, y Google Maps.

Durante su presentación, Chesky enfatizó que las cinco principales recomendaciones de Airbnb de lugares para visitar en París eran diferentes de lo que comúnmente se puede encontrar en TripAdvisor. Su argumento era que los anfitriones de Airbnb conocen mejor los destinos locales y pueden ayudar a los viajeros a evitar las multitudes. Todo eso se resumen en la nueva campaña publicitaria de la compañía, “No vayas allí. Vive allí.”

Pero, en última instancia, no se trata de mejores recomendaciones; se trata de darle a Aribnb cada vez mayor peso en el negocio de la hospitalidad y aprovechar que se expande a otras partes de los viajes, todos los cuales podrían ser negocios secundarios potencialmente lucrativos, al igual que la publicidad local o los pagos (piensa en la compra de boletos para conciertos, hacer reservaciones en restaurantes o saltarse la fila para entrar a un museo).

Al final de su presentación, Chesky mencionó “Open Los Angeles”, un nuevo proyecto secreto que será revelado en noviembre. Él CEO preguntó: “¿Qué pasaría si Airbnb fuera más allá de una casa?” Suena a que ya está ahí.

 

Siguientes artículos

22 empresas ya podrán importar gasolinas y diesel
Por

El 30 de marzo, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó la regulación para la importación de gasolinas y diesel e...