Para Gulf, el ajuste a combustibles según la inflación, que pretende la administración de Andrés Manuel López Obrador, es un control de precios.

“Si los precios de combustibles solo se mueven con la inflación es un control de precio”, comentó a medios el CEO de la empresa gasolinera, Sergio de la Vega, tras su participación en la presentación del estudio Insight Smart Mobility.

El pasado 4 de julio, Carlos Urzúa, propuesto para encabezar la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dijo que estaban pensando en incrementar cada año conforme a la inflación.

De la Vega recordó que los precios de la gasolina y diésel se mueven con la dinámica de los mercados internacionales, a partir de la relación entre oferta y demanda, propias del mercado de petróleo crudo y sus derivados.

PUBLICIDAD

El gobierno mexicano, a través de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), liberó los precios del diésel y gasolina en noviembre de 2017.

“Es claro que una política de control precios tiene un impacto, positivo en algunas cosas y negativo en otras”, comentó.

Para el director general de la firma gasolinera, si el próximo gobierno tiene preocupación por asegurarse de que haya combustibles competitivos para lograr un crecimiento y mayor distribución de la riqueza, deberá ir soportada por una política de precios apropiada.

Lee también: Estas apps te ayudan a encontrar gasolina al mejor precio

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Renegociación exitosa de TLCAN llevaría al tipo de cambio a 18 pesos
Por

De acuerdo con un reporte de CI Banco, cualquier otro escenario contrario llevaría el tipo de cambio hacia un promedio d...