La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos considera que aumentar las tasas de interés podría suceder “bastante pronto”, siempre y cuando los datos del empleo y la inflación cumplan las expectativas, de acuerdo con las minutas de su último encuentro de política monetaria.

De esta forma, las actas conservan las señales de que un ajuste podría suceder en la próxima reunión de la Fed, programada para el 14 y 15 de marzo; además revelan que muchos de los funcionarios, con o sin voto, consideran que esto podría darse “bastante pronto”, lo que refuerza los comentarios de su presidenta Janet Yellen y otros presidentes regionales, realizados en el mismo tono desde principios de este mes y hasta la fecha.

“Muchos participantes expresaron la noción de que podría ser apropiado subir nuevamente la tasa de fondos federales bastante pronto si la información que llegue sobre el mercado laboral y la inflación están en línea o son más sólidos que sus actuales expectativas”, se lee en las minutas.

Lee: Economía mexicana se desaceleró durante 2016

PUBLICIDAD

El documento divulgado este miércoles también exhibe la “incertidumbre acrecentada” de la Fed por la falta de claridad del programa económico del gobierno de Donald Trump, tal como había comentado el 1 de febrero pasado al anunciar que mantenía sin cambios sus tasas a la espera de los detalles del plan de la actual administración.

Cabe recordar que la semana pasada Yellen dijo que esperar demasiado tiempo para subir nuevamente las tasas no sería “acertado”, incrementando las apuestas de que el banco central se encamine a subir los tipos de interés, comenzando con una de las tres alzas que tiene previstas para este año y con las que pretende dejar las tasas en 1.5% al cierre de 2017.

Y ayer, la presidenta de la Reserva Regional de Cleveland, Loretta Mester, dijo que se sentiría cómoda subiendo la tasa de interés pronto ante un incremento en las presiones inflacionarias.

Por otra parte, reitera que, en su primera decisión de política monetaria desde que el republicano asumió la Presidencia, la Fed decidió mantener sus tipos en un rango meta de entre 0.50 a 0.75%, debido a las condiciones del mercado laboral y la inflación, conservando también su postura acomodaticia.

También señaló que los funcionarios consideran que la información actual señala que el mercado laboral sigue fortaleciéndose y la actividad económica aún se expande a un ritmo moderado, además de que la creación de empleos se mantiene sólida y la tasa de desempleo cerca de su mínimo reciente, mientras que las medidas de confianza de consumidores y empresas han mejorado últimamente.

Te puede interesar: México no aceptará nuevas medidas migratorias de EU: Videgaray

 

Siguientes artículos

Población latinoamericana será de 650 millones en 2020
Por

La población del conjunto de países de América Latina y el Caribe ascendía hacia mediados de 2016 a 641 millones de pers...