El segundo trimestre del año fue el de mayor inversión en Fintech en Latinoamérica de los últimos 6 trimestres, lo que, en conjunto con otra tendencia, permitió que esta región rebasara por primera vez a las inversiones del rubro en India y China.

Brasil y México han liderado la región desde sus orígenes, lo cual no debe extrañar: tienen una población de 212 y 132 millones de personas, respectivamente, su tasa de bancarización es insuficiente, la oferta de crédito a pymes es insuficiente, su penetración móvil es atractiva, y son de los países emergentes estrella, según los conceptos de las últimas décadas.

De forma particular, Brasil es terreno fértil en Fintech debido a que su sistema financiero es burocrático, tiene altísimas tasas de interés y una oferta de apenas cinco bancos relevantes. Aquí han dominado las empresas de pagos, gestión de finanzas empresariales y préstamos, tanto a negocio como a consumo.

México es terreno fértil en Fintech debido a que tiene una baja tasa de bancarización, con un número creciente de alternativas para sectores menos formales, alta integración con EU y la novedosa Ley Fintech para regular el sector. Aquí han proliferado las empresas de préstamos, las de pagos y las de gestión de finanzas empresariales.

Junto con el tamaño de los mercados, llama la atención el apetito de las diferentes empresas fintech. De acuerdo con Finnovista, 17% de una muestra de startups mexicanas encuestadas en 2018 operaba fuera del territorio mexicano, al tiempo que 30% de las fintechs brasileñas encuestadas operaba fuera de sus fronteras.

De acuerdo con la misma fuente, mientras las fintechs mexicanas tienen por destino preferido ha sido Colombia, seguida por Chile y Perú, y Brasil en cuarto lugar, las empresas brasileñas priorizan México, Chile y luego Colombia. Por todo esto, hay un mayor número de fintechs brasileñas arribando a México que viceversa, aunque cabe destacar que, el apetito por arribar a México es proporcional al tamaño de la empresa.

Viendo los últimos doce meses, se puede hacer en la mira:

  • Ebanx, socia de AliExpress, está probando un monedero electrónico y busca tener alianzas con bancos adquirientes en México.
  • Creditas Soluções Financeiras, Fintech brasileña especializada en préstamos garantizados, recibió una inversión de 231 millones de dólares por parte de inversionistas internacionales. Una de sus primeras prioridades es arribar a México.
  • Nubank anunció su llegada a México y al día siguiente Moody’s dijo que pone en perspectiva negativa en términos de crédito para los bancos del país, ya que “enfrentarán la competencia de una firma especializada en servicios de bajo costo para tarjetas de crédito.” Además, levantaron una ronda de 400 millones de dólares y una valuación de 10 mil millones de dólares.

En síntesis, las inversiones en Fintech han llegado para quedarse, inclusive con tickets altos, y al corte, las compañías brasileñas están mejor preparadas para conquistar el mercado mexicano que al revés.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @jarreolar

Facebook: Javier Arreola

LinkedIn: Javier Arreola

Página web: Javier Arreola

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Claroscuros en el mercado de las criptomonedas
Por

El mercado de las criptodivisas se muestra diverso y cambiante, puesto que más allá de las monedas populares existen opo...