Si muchos usuarios no se sienten cómodos con el manejo que hace Facebook de sus datos personales, ¿por qué habrían de confiarles su dinero?

 

Por Parmy Olson

 

PUBLICIDAD

Con más de 1,000 millones de usuarios móviles activos, Facebook tiene el tipo de escala que provoca celos en todos los servicios de pagos electrónicos, pero podrían pasar años antes de que la compañía consiga una característica fundamental para proveer un negocio financiero viable: confianza.

Facebook ha estado trabajando por lo menos desde fines del año pasado en un servicio europeo que permita a los usuarios almacenar y transferir dinero a través de la red social, según una fuente de la industria de servicios financieros con conocimiento de los planes de la compañía.

“Facebook está pensando en servicios financieros en general, la transferencia de dinero es una de estas áreas”, dijo la fuente, agregando que había una posibilidad de 50-50 de que Facebook pudiera lanzar con éxito el servicio. “Están resolviendo los últimos detalles sobre lo que deben hacer.”

De acuerdo con algunas versiones, Facebook está a sólo unas semanas de conseguir la aprobación reguladora en Irlanda para lanzar un servicio de pagos electrónicos, y está presionando al mercado de las remesas, en un intento por atraer a los trabajadores migrantes en las economías desarrolladas, según The Financial Times, que informó por primera vez sobre la noticia. El segundo mayor mercado de Facebook es India, donde al parecer tiene alrededor de 100 millones de usuarios activos.

La compañía, cuya sede europea está en Irlanda, está a la espera de que el banco central del país apruebe a Facebook como una entidad de dinero electrónico en Europa, según el FT.

Facebook no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Tal servicio iría un paso más allá de problemático intento de la compañía de entrar en el mercado de bienes virtuales con Facebook Credit, y pondría a la compañía en competencia directa con los bancos tradicionales, PayPal, y las empresas de transferencia de dinero como Western Union, que cobra por el envío de remesas.

La entrada de la red social en los pagos electrónicos no es nada nuevo: Facebook ya ha obtenido licencias de Negocios de Servicios Monetarios (MSB por sus siglas en inglés) en 48 estados de Estados Unidos, lo que le da la libertad regulatoria de ofrecer servicios de cambio de moneda o envío de dinero si así lo desea.

Obtener tales licencias es relativamente sencillo, y es probable que implique el pago de cientos de miles de dólares en honorarios de abogados; sin embargo, que cuente con los permisos no significa necesariamente que la inminente puesta en marcha de los servicios financieros.

El verdadero desafío para Facebook será ganarse la confianza de los usuarios, teniendo en cuenta las críticas formuladas contra la empresa en los últimos años sobre la minería de datos para su negocio de publicidad, por no mencionar el más reciente golpe a la confianza de la gente en Internet luego del descubrimiento del error Heartbleed.

Quizá tendrá que pasar un tiempo para que los usuarios se sientan más cómodos con el tratamiento de sus datos personales en Facebook, y sólo entonces podríamos empezar a pensar en que confíen en que maneje también su dinero.

 

Siguientes artículos

8 productos extraños y únicos de nuevas startups
Por

Joyería hecha con cenizas de nuestros seres queridos o ropa interior que filtra los gases son sólo algunas ideas sui gén...