En todo lo que hagas tiene que haber mucho más que sólo talento, muchas más habilidades, y de éstas hay 3 que han impulsado a González Iñárritu a la cima.

 

Hoy por hoy, el reflector está en un hombre: Alejandro González Iñárritu, nombre que para muchos mexicanos es sinónimo de fama y éxito. Pero en ocasiones poco nos detenemos a pensar cuántas habilidades más debe tener este hombre, pues todo ese desborde de talento, que sin duda aplaudimos de pie, quizá no le hubiera alcanzado si no hubiera sido acompañado de habilidades y competencias muy específicas, que le ayudan a estar hoy en la cima mediática de su profesión, haciendo cosas increíbles, que muchos sueñan pero pocos logran.

Para mí es claro que González Iñárritu es mucho más que un increíble y sólido talento en la dirección de actores de la pantalla grande. Su liderazgo abarca mucho más que sólo la ejecución a la hora del rodaje, y esto, señores, es algo que le debemos aprender, no sólo como mexicanos, sino como emprendedores, empresarios y personas que van tras de un objetivo grande.

PUBLICIDAD

La intención de esta columna no es sólo aplaudirle por su increíble talento como director –de lo que no nos queda duda–, sino pensar y analizar lo que pudiera ser un gran aprendizaje para todos.

Discúlpenme todos, pero muchas, muchísimas veces, un hombre con mucho, muchísimo talento (y no estoy hablando de Iñárritu, sino de cualquiera) muchas veces no llega tan alto.

En este camino, el de los objetivos grandes, como bien sabemos, muchos se quedan, no importando a qué se dediquen, o cuánto talento tengan. Y esto sucede sencillamente porque estamos tocando dos esferas:

  • La de mi profesión o trabajo (con todo el talento que se pueda tener).
  • La del negocio de mi profesión.

Y es en esta segunda en la que este señor ha sabido generar muchas, muchas diferencias.

Todas, por supuesto, se conectan para que este hombre, ganador de Oscares (bendito y merecido plural) haya conseguido estar en lo alto del negocio del espectáculo.

 

1. Visión y acción fuera de la caja

Para quienes se dedican al negocio del cine es muy sabido que en México, si bien hay algunos medios para impulsarlo, la gran problemática se encuentra en las distribuidoras y comercializadoras, así como en la industria que expone las películas de manera directa al público.

Pero saber que se debe brincar este obstáculo es algo claro, y el hacerlo con lo que se tiene a la mano también lo es. Recuerda que cuando González Iñárritu hizo la toma del choque en Amores perros tenía que garantizar que “el fregadazo” se diera en “one shot”, sencillamente porque no había para mucho más (me refiero a recursos). A veces en la vida y en el emprendimiento, las cosas son así, y tu equipo puede saber que en ocasiones sólo tienes “one shot”.

Y esa gran película Amores perros sirvió de gran escalón, porque muy finalmente se debía conseguir un escalón, a otra caja con más recursos o con otras posibilidades, porque los distribuidores y las personas pesadas están allá y porque yo, estando acá, no puedo tratarlas mucho.

Pero si sabes que el escalón es posible, con que lo sepas mínimamente posible, trabajarás para hacerlo, tomando el cemento y la losa para construirlo sin romperlo, bien y a la primera.

¿Cuáles son las acciones para marcar un posible escalón y cambiarme de caja, a una que si bien puede implicarme muchos sacrificios y picar piedra, el día de mañana me dé la oportunidad de manejarme a otro nivel?

 

2. El apalancamiento de recursos

Primera habilidad que brota casi explosiva a la vista de todos, pues se requiere de mucho dinero, recurso humano y un gran equipo para apalancar (en el buen sentido del término) proyectos de semejante índole.

Ahora piensa tú, en tu objetivo, cualquiera que sea y que quieras apalancar. ¿Qué grandes cabezas o qué grandes talentos podrían impulsarme para, en equipo, conseguir un objetivo que sustente mi firma?

 

3. Habilidades sociales y de negociación

Bueno, creo que ésta es también muy plausible en González Iñárritu, porque de que se tiene que sentar con mucha gente y no sólo de su equipo para conseguir muchas cosas es un hecho. Y esta actividad ha sido una constante de trayectoria. Al principio eran los miles de pesos, después los cientos de miles, y así consecutivamente en un ámbito de crecimiento.

Pero no sólo de eso estamos hablando, piénsalo tú, porque el pertenecer a un selecto grupo sin duda se abre por medio de los resultados (y de todo ese gran talento), pero también de estar relacionado con las personas adecuadas, tanto dentro de tu equipo como fuera de él, y es aquí donde debemos recordar la labor incansable que dio González Iñárritu en su empresa, pues entre filme y filme se deben hacer muchas, muchísimas cosas.

Pregúntate: ¿Cómo estoy en mis habilidades sociales y de negociación para el manejo de mis tiempos, de mis recursos, de lo que necesito previo al lanzamiento de mi proyecto, de lo que quiero hacer?

 

Para conseguir mejores oportunidades tienes que tener resultados, y esos resultados deben muy buenos. Es ahí que el talento respaldará otros aspectos. Sin embargo, si todo ese talento se queda en un ámbito cuyo resultado no se potencia comercialmente, el resultado podrá ser artístico pero nunca comercial.

Es un motorcito donde el talento respalda los resultados, el apalancamiento garantiza la venta, y el éxito comercial suscita la nueva posibilidad del proyecto. ¿Cómo crees que, en tu caso, esto sea aplicable?

Porque la realidad es que en lo que tú hagas tiene que haber mucho más que sólo talento. Muchas más habilidades y competencias para impulsarte, como González Iñárritu, hasta la cima.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Germán Larrea pierde 4,700 millones de dólares
Por

La riqueza de Germán Larrea Mota-Velasco, con negocios en la minería, los ferrocarriles y la exhibición cinematográfica...