La batalla por el control de Morena comenzó. Alejandro Rojas Díaz Durán, cercano a Ricardo Monreal y crítico de Yeidckol Polevnsky, anunció su intención por buscar la dirigencia del partido en el poder.

Rojas renunció este domingo a su cargo de coordinador de asesores del Senado con una carta en la que también se lanzó de lleno contra la gestión de Polevnsky y sus colaboradores en Morena, a quienes acusó de ser una “nomenclatura” intolerante.

El también suplente de Monreal apoyó, al igual que toda la bancada morenista, al senador Alejandro Armenta para ser el candidato a la gubernatura de Puebla y criticó constantemente que Polevnsky apoyara abiertamente a Miguel Barbosa, en lugar de erigirse como una jueza en el proceso interno.

Tras el triunfo de Barbosa en encuestas no dadas a conocer públicamente, Rojas endureció sus críticas a la presidenta del partido hasta que el pasado 26 de marzo, la Comisión de Honestidad y Justicia Partidaria de Morena anunció que le abría un procedimiento de oficio por violar los principios del instituto político.

En respuesta, en su carta difundida hoy, Rojas aseguró que la “nomenclatura” de Morena lo quiere expulsar en un juicio sumario.

“Me quieren hacer un desafuero en lo oscurito, para acallar -de una vez por todas- la libertad de expresión, aplastar la conciencia crítica y, de paso, suprimir la pluralidad, el debate democrático y la tolerancia política. Me quieren seguir un juicio de oficio dirigido por su Santo Oficio”, apuntó.

Tras pedir que su juicio sea público y ante los medios de comunicación, Rojas indicó que Yeidckol Polevsnky y la actual dirigencia quieren mantener el control de un enorme movimiento popular, caracterizado por su pluralidad política e ideológica.

“Es una Morena de mil y un colores y de mil y una voces. Es un coro sinfónico nacional que reclama un nuevo paradigma político, económico, social y cultural. (…) Pero a esta Nomenclatura les estorba y les molesta ese coro multifonético. Ellos sólo quieren escuchar el bolero de Ravel. Es decir, solo quieren escuchar una sola tonada y un solo pensamiento único, repetitivo y monocorde”, advirtió.

Por otro lado, Rojas aseguró que el “verdadero padrino” y “primer maestro político” de Polevsnky es Raúl Salinas de Gortari, quien -dijo- tuvo su origen en el “maoísmo más radical y violento” y la impulsó a diversos cargos en Canacintra.

Asimismo, afirmó que la lideresa tiene como su otro “gurú” a Héctor Díaz Polanco, quien -dijo- “ha lavado literalmente el cerebro” a ella y a la “minoría que controla el aparato burocrático de Morena”.

Díaz Polanco es integrante de la Comisión de Honestidad y Justicia Partidaria de Morena.

Es un académico que se quedó congelado en el siglo XIX y en la Guerra Fría, y junto con nuestra Secretaria General en funciones de Presidenta quieren, desean e impulsan y así lo proclaman a los cuatro vientos (hay videos al respecto) que la revolución bolivariana de Maduro se expanda en México y América Latina”, indicó.

En su texto lleno de referencias a personajes históricos, Rojas se definió como un hombre progresista de centro democrático, se dijo partidario de que México no necesita importar ningún régimen y aseguró que en Morena la mayoría quiere libertad, democracia, debate y conciencia crítica.

Tras agradecer por su nombramiento de coordinador de asesores del Senado a Ricardo Monreal, de quien dijo que “es uno de los políticos que va que vuela para ser un estadista”, Rojas mencionó que buscará la dirigencia de Morena.

“Lo hago no por el cargo, sino con el cargo de conciencia que me obliga a seguir siendo congruente con mi propia historia política y, sobre todo, por impedir que sigan avanzando en el país los duros y los maduros, que pueden hacer que se quede verde la 4ta Transformación”, señaló.

Voy a recorrer el país, desde abajo y con la gente, para organizarnos rumbo al Congreso Nacional de Morena, porque ahí se librará la batalla definitiva del camino que deberá tomar ese tsunami popular en los destinos de la República. No hay tiempo que perder. Me voy en paz a luchar con todo”, agrego.

Rojas inició su carrera política en el PRI, partido al cual renunció en 1996. Fue fundador en 1999 del Partido de Centro Democrático, junto a Manuel Camacho Solísy Marcelo Ebrard.

Junto con este último se acercó al PRD y fue su colaborador en el gobierno del Distrito Federal, como secretario de Turismo (2008-2012) y coordinador del proyecto de la Constitución capitalina, tema con el cual también participó en la gestión de Miguel Ángel Mancera.

Tras renunciar al PRD en 2015, migró a Morena y comenzó su acercamiento con Ricardo Monreal con encargos para la delegación Cuauhtémoc.

No te pierdas: 

Video | Así es como Morena busca modificar las comisiones bancarias

 

Siguientes artículos

Cancillería niega haber otorgado servicio de pasaportes sin licitación
Por

El gobierno federal anterior amplió el contrato adjudicado en 2015 a una empresa para la expedición de pasaportes, indic...