DW.- Como requisitos, los interesados deberán presentar una formación cualificada y también conocimientos de alemán que sean necesarios para el puesto de trabajo deseado por el inmigrante.

Hasta ahora, incluso las personas con cualificaciones profesionales tenían que probar que tenían un contrato de trabajo de antemano. Con este acuerdo, el Ejecutivo alemán busca hacer frente al déficit de mano de obra cualificada que está lastrando la industria del país.

Te interesa: Continúa la brecha económica entre el Este y el Oeste de Alemania

Alemania tiene una población que envejece y necesita inmigrantes para sostener su economía.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los socios del gobierno de coalición formado por los conservadores de la canciller Angela Merkel y los socialdemócratas no incluyeron en el acuerdo criterios concretos para los refugiados cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas pero que tienen un estatus especial que les permite permanecer temporalmente en el país.

Picture-Alliance/ZUMA Wire/M. Heine

En el documento, acordado en la madrugada del martes tras una reunión de seis horas, escribieron que se seguirá respetando “el principio de separación entre los solicitantes de asilo y los inmigrantes que acuden al país a trabajar”.

Ahora lee: Las 10 ciudades mexicanas con mejor calidad de vida

“En el derecho de residencia definiremos criterios claros para un estatus seguro para los refugiados, que han sido rechazados pero que pueden permanecer un tiempo en el país si aseguran su sustento y están bien integrados a través de un empleo remunerado”, indicaron.

El Partido Socialdemócrata reclamaba lo que se conoce como “cambio de carril”, es decir, permitir que los solicitantes de asilo que han sido rechazados pero que pueden permanecer temporalmente en el país tengan la posibilidad de permanecer en Alemania si están bien integrados y tienen trabajo. Esta propuesta contaba con la oposición de la Unión Cristianosocial (CSU).

El ministro de Interior, Horst Seehofer (CSU), el ministro de Trabajo, Hubertus Heil (SPD), y el ministro de Economía, Peter Altmaier (CDU), darán más detalles sobre el acuerdo tras la reunión del gabinete.

 

 

Siguientes artículos

Así amanecieron las portadas el día después del 2 de octubre de 1968
Por

El enfoque que cada periódico quiso darle a este hecho fue distinto, era tal la confusión generada que las cifras de fal...