La inflación de la zona euro se ubicó en un 0.5%, por lo que existen preocupaciones en torno a una deflación.

 

Reuters

BERLIN – La inflación anual en Alemania se aceleró en abril pero menos de lo esperado, según datos preliminares publicados el martes, lo que complica la decisión del Banco Central Europeo (BCE) sobre la posibilidad de actuar contra las tendencias deflacionarias.

La inflación de la zona euro se ubicó en un 0.5%, por lo que existen preocupaciones en torno a una deflación.

Un informe que se divulgará el miércoles mostraría un incremento de la inflación en la zona euro de un 0.8% en abril, aunque eso permanecería muy por debajo de la meta de mediano plazo del BCE de justo por debajo del 2%.

El lunes, el presidente del BCE, Mario Draghi, minimizó la probabilidad de una emisión monetaria inminente para comprar activos y dijo que si bien la inflación baja persistiría, falta mucho para un alivio cuantitativo de este tipo, según una fuente.

Los precios al consumidor armonizados en Alemania para comparar con otros países de la Unión Europea -la medida de inflación HICP usada por el Banco Central Europeo- subieron un 1.1% en abril, mostraron datos de la oficina local de estadística.

“El incremento es demasiado pequeño como para relajarse (…) Claramente les dará un dolor de cabeza”, dijo Carsten Brzeski, economista de ING.

“Si el incremento en la inflación de la zona euro de mañana (miércoles) es tan pequeño como el del HICP alemán, la probabilidad de una acción se incrementa”, agregó.

 

Siguientes artículos

Acciones europeas cierran con avances
Por

La publicación positiva de informes de ganancias empresariales y a una serie de cifras económicas  alimentaron la confia...