La primera economía europea logró un ligero crecimiento durante abril a junio, gracias a que el comercio exterior añadió 0.7 puntos porcentuales al Producto Interno Bruto.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El comercio exterior fue el principal impulsor del crecimiento económico de Alemania en el segundo trimestre de este año, pero la demanda interna fue un lastre, según datos de la oficina de estadísticas de Alemania publicados el martes.

Datos desestacionalizados confirmaron una estimación provisional que mostraba que el Producto Interno Bruto (PIB) alemán creció 0.4% en el trimestre de abril a junio.

El comercio exterior añadió 0.7 puntos porcentuales al PIB, mientras que la demanda interna restará 0.3 puntos porcentuales.

La inversión bruta de capital restó 0.1 puntos porcentuales.

 

Siguientes artículos

Consumidores estadounidenses, más optimistas en agosto
Por

El índice de confianza del consumidor trepó a 101.5, por encima de las expectativas de una lectura de 93.4 previstas por...