EFE.- Alemania considera desde la pasada medianoche zonas de alto riesgo por covid a España, Portugal y Estados Unidos y endurece las restricciones para los viajeros que ingresen desde esos países como medida para evitar la importación de casos tras el moderado descenso de contagios de los últimos días.

El Gobierno alemán había anunciado el jueves la inclusión de estos tres Estados, además de Finlandia, Mónaco y Chipre, en la lista de países considerados de alto riesgo, que contempla una cuarentena de diez días que se podrá acortar presentando un test negativo pasados cinco días desde la llegada a Alemania.

Para los menores de seis años, la cuarentena acabará cinco días después del ingreso en Alemania sin necesidad de realizar un test.

Para ingresar en Alemania, todo viajero a partir de los seis años que en los últimos diez días haya estado en un país de esta lista deberá presentar una certificado de haber recibido la pauta completa de la vacuna contra la covid o de haber superado el coronavirus o bien un test negativo.

Lee: El avance de Ómicron amarga los viajes navideños en Estados Unidos

En tanto, dejaron de ser “zona con riesgo particularmente alto de contagio por la amplia presencia de una determinada variante de SARS-CoV-2” Austria, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Belice y Malasia.

Esta lista incluye además de los países de reciente incorporación, otra cincuentena, entre ellos más de la mitad de todos los de la Unión Europea, y para Latinoamérica, México y Venezuela.

Reino Unido y Sudáfrica, países de riesgo

Por otra parte, desde la medianoche del pasado domingo, Reino Unido pasó a engrosar la lista de zonas de riesgo por variante del virus -en este caso de la ómicrón- que incluía ya a Sudáfrica y otros siete países del África austral: Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Mozambique, Namibia y Zimbabue.

Para contener la importación de más casos de esta mutación, presente también en Alemania y que ya se ha cobrado al menos una vida, todos los viajeros a partir de seis años que en los últimos diez días hayan estado en uno de los países de esta lista deberán presentar un test negativo antes de comenzar su viaje.

Sólo podrán ingresar en Alemania ciudadanos alemanes o residentes en ese país que deberán guardar, tras ingresar en territorio alemán, una cuarentena de 14 días, también si están vacunados, y sin opción a acortar el aislamiento mediante un test negativo.

Más información:
Ómicron lleva a toque de queda en Cataluña y más pruebas en Madrid

También podrán entrar personas que únicamente hagan escala en el país o deban atravesarlo para llegar a su destino final.

En tanto, la incidencia sigue a la baja en Alemania, pero el Instituto Robert Koch (RKI) de virología ya ha advertido de que los datos estos días ofrecerán sólo una panorámica incompleta de la situación en el país, debido a una menor actividad de testeo y comunicación de casos durante los festivos de Navidad y Año Nuevo.

Así, la incidencia acumulada cayó en Alemania a 242,9 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes en siete días, frente a 265,8 ayer, 321,8 hace una semana y 419,7 hace un mes, y el pico de 452,4 registrado el pasado 29 de noviembre.

Las autoridades sanitarias notificaron 22.214 nuevas infecciones en 24 horas y 157 muertos con o por covid-19, frente a 42.813 y 414 hace una semana, mientras la cifra de casos activos ronda los 783.700, según datos del RKI actualizados la pasada madrugada.

Coincidiendo con la Nochebuena, la campaña de vacunación registró ayer un notable frenazo con sólo alrededor de 67.000 dosis administradas en un día, frente a 1.154.000 del martes, el máximo en esta semana, y a pesar de que el Gobierno pretendía mantener el ritmo de inoculación durante los festivos.

Así, hasta el viernes, el 73,8 % de la población (61,4 millones de personas) había sido vacunado, el 70,8 % (58,9 millones) con la pauta completa, mientras el 35,9 % (29,9 millones) había recibido ya una dosis de refuerzo.

Actualmente 21,7 millones de personas -el 26,2 % de la población- todavía no están vacunadas; 4 millones son menores de cuatro años -el 4,8 %-, para los cuales aún no hay una vacuna.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Papa Francisco
Papa Francisco llama al diálogo para sanar ‘al mundo dividido’
Por

El Papa Francisco afirmó que sólo el diálogo puede resolver las disputadas que van desde el núcleo familiar hasta las am...