La otrora joya de la corona de las telecomunicaciones móviles en México enfrenta una situación complicada por culpa de su matriz, advierten analistas.

 

Por Enrique Jiménez

 

PUBLICIDAD

 

Nextel no pasa por su mejor momento en México, debido a que pierde aceleradamente clientes y terreno frente a competidores como Tel­cel y Telefónica; sólo cuenta con 3% de los clientes de telefonía móvil en el país. Su empresa matriz, NII Holdings, solicitó la protección del Capítulo 11 en Estados Unidos, debido a que su situación no es mejor.

“Nextel ha sido la joya de la corona de las telecomunicaciones móviles en Mé­xico, debido a que sus ingresos son muy elevados con una base de clientes relati­vamente baja. Pero es el segundo operador en términos de ingresos, sólo superado por Telcel”, asegura Ernesto Piedras, director de la consultoría The Competiti­ve Intelligence Unit (The CIU).

Piedras asegura que Telefónica Movistar cuenta con 20 millones de suscriptores que consumen 80 pesos mensuales, mientras que los usuarios de Nextel gastan 450 pesos. El perfil del usuario de Nextel es muy fiel, conocedor e inten­sivo en el uso.

“Nextel es una buena empresa, pero tiene problemas financieros”, subraya el director de The CIU.

Para la cuarta operadora de telefo­nía celular en el mercado mexicano sus números también van a la baja como en Estados Unidos: el claro ejemplo es la pérdida de 900,000 suscriptores en sólo 12 meses.

The CIU revela que la compañía conta­ba con tres millones de usuarios al primer trimestre de 2014, cuando en igual perio­do de un año atrás esa cifra se ubicaba en 3.9 millones de líneas móviles.

NII Holdings, la matriz de Nextel México, también reportó números rojos durante el segundo trimestre de 2014: perdió 77,000 suscriptores de abril a junio en Argentina, Brasil, México y Estados Unidos, así como en Chile (que hasta ese momento era de su propiedad). La compañía con sede en Virginia, Estados Unidos, cerró con una base de 9.4 millones de suscriptores al segundo trimestre de este año, lo cual significa una disminución de 6% respecto a igual periodo de 2013.

Ahí no terminan los malos resultados financieros. Según Andrés Audiffred Alvarado, analista de telecomunicaciones de Grupo Financiero Ve por Más (BX+), la competencia de los últimos meses generó que los precios de los servicios disminu­yeran frente a la propuesta de Nextel.

 

Alianza, fusión o venta

En marzo 2014, el banco de inversión  UBS AG presentó un análisis a NII Holdings sobre las opciones estratégicas para el fu­turo de sus negocios. Las estrategias pro­puestas por la entidad financiera incluyen la formación de una alianza con otros operadores inalámbricos, la desinversión de algunas partes de su negocio existente, la fusión completa o venta de la empresa a cualquier posible comprador.

“A pesar de las acciones que hemos tomado para mejorar nuestro desem­peño operacional, nos hemos quedado cortos en nuestros esfuerzos, dejando a la compañía con una posición de liquidez que no es suficiente para soportar el negocio”, dice Steve Shindler, CEO de NII Holdings, en el comunicado que acompaña la presentación de resultados financieros correspondientes al segundo trimestre de 2014.

Shindler destaca que su base de suscriptores siguió creciendo en Brasil durante el Mundial de Fútbol.

Pero lamenta que a pesar de que la pérdida de suscriptores en México fue menor que en trimestre anterior, todavía están lejos de donde deben estar en este mercado.

“Continuaremos actuando para mejo­rar nuestros resultados en México”, dice el CEO de NII. Eso incluye la optimi­zación de sus canales de distribución y planes para atraer nuevos clientes. Shindler dice que están emocionados porque Salvador Álvarez se unió a su equipo como presidente de Nextel México, anuncio que se hizo oficial el pasado 8 de julio.

Forbes México buscó a Álvarez para platicar sobre la situación de su empresa; sin embargo, la última vez que entró en contacto con sus oficinas él estaba en Es­tados Unidos y, según su vocero, estaba en un periodo de silencio por lo que no sería posible responder a las inquietudes de este medio ni por vía telefónica.

En el segundo trimestre de 2014, NII Holdings tuvo una pérdida neta por ope­raciones continuas de 629 millones dóla­res (mdd). Y sus ingresos cayeron 23%.

El día que hizo pública esta informa­ción, el pasado 11 de agosto, los accio­nistas comenzaron a castigarlos. De ese día al 5 de septiembre, sus títulos habían caído 83.20%.

La compañía terminó el segundo trimestre del año con una deuda total de 5,800 mdd y 1,000 mdd en efectivo e inversiones, esto es, 4,800 mdd de deuda neta.

“Con la posición de liquidez actual y las demandas de efectivo en nuestro ne­gocio, estas iniciativas en curso no serán suficientes para permitir que la empresa continúe funcionando a menos que sea­mos capaces de reestructurar sus obliga­ciones de deuda”, advierte Shindler.

NII dice en el comunicado que como resultado del desempeño financiero de la empresa, y el potencial impacto que tendrá su inhabilidad de satisfacer ciertos compromisos financieros cerca de vencer, la compañía podría tomar la decisión de acogerse al Capítulo 11 del código de bancarrotas para reestructu­rar su situación.

El 14 de agosto de 2014, Investor Ser­vices de Moody’s rebajó la calificación crediticia de NII Holdings Caa2 por el débil desempeño operativo de la compa­ñía y la alta probabilidad de una declara­ción de quiebra ante la incapacidad para resolver sus problemas de liquidez.

“Los ingresos de México no van alcanzar para subsidiar lo que se ha perdido en Estados Unidos”, aclara Juan Carlos Rivera, director del departamen­to de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del ITESM, campus Santa Fe.

Añade que el problema financiero de la empresa de telefonía móvil se gestó en Estados Unidos, pero también ocurrió en México y en América Latina.

“Uno de los principales problemas que tiene Nextel, es que no supieron ver las señales del mercado en cuanto a qué estaba buscando el público usuario en términos de comunicación”, sostiene el investigador.

Nextel se quedó empantanado con una oferta barata a través de su comunicación vía radial —el famoso radio Nextel—, pero descuidó mucho la competencia de otros proveedores y no vio las necesidades de los clientes de teléfonos inteligentes, explica Rivera.

“El radio de comunicación llevó a pique a Nextel porque no atendieron los procesos de innovación ni leyeron las señales de mercado en cuanto a las nece­sidades del mercado”, apunta.

El catedrático dice que Nextel pecó de ingenuidad al decir que su modelo de radiocomunicación iba ser lo que los iba mantener a flote, cuando otros competi­dores entendieron las señales y apostaron por los teléfonos inteligentes.

Ernesto Piedras dice que Nextel de Estados Unidos ya bajó el switch o está borrando la marca, y en América Latina las están desincorporando.

El 4 de abril de 2013, NII Holdings vendió sus operaciones de Nextel Perú a la Empresa Nacional de Telecomu­nicaciones por aproximadamente 400 millones de dólares.

“La transacción, estructurada como una compra de las acciones de Nextel Perú, se celebra en el marco de la estra­tegia anunciada por NII de concentrar su capital y otros recursos en los mercados de México y Brasil”, fue el argumento para vender sus operaciones en Perú.

La misma suerte corrió Nextel Chile, que fue vendida días después de que la compañía anunció sus intenciones de solicitar la protección por bancarrota en Estados Unidos.

En 2013, Nextel Chile contribuyó con aproximadamente 1.5% de los ingresos totales de la compañía.

Ahora la empresa en el mercado chile­no pertenece al consorcio internacional conformado por el Grupo Veintitrés de Argentina y los fondos de inversión ISM Capital de Reino Unido y Optimun Advi­sors de Estados Unidos.

Nextel Chile inicio sus servicios de comunicación móvil de última genera­ción (telefonía celular y banda ancha) en abril de 2012.

Es un operador integral de comunica­ción móvil, que cuenta con 60 MHz en la banda AWS, una red propia con cobertura nacional y más de 60 puntos de venta funcionando a lo largo del país.

“NII Holdings está realizando los movimientos necesarios (principalmente ventas) para liberar recursos y enfocarlos en negocios con mayor potencial, como México”, afirma Homero Ruiz López, analista del sector de telecomunicaciones de Signum Research.

Ya desde 2013, México es el negocio clave para Nextel, incluso ha buscado a toda costa mantenerlo dentro sus activos.

“Es imperante la actualización de sus redes a las nuevas tecnologías y procurar que los beneficios lleguen a todos sus actuales usuarios como a los potenciales”, agrega el economista.

Detalla que las condiciones de compe­tencia son más agresivas y las oportuni­dades o beneficios que tiene el mercado son limitados.

“Con la reforma de telecomunicacio­nes, la eliminación por larga distancia también le dará en la torre a Nextel  en cuestión de meses”, anticipa Juan Carlos Rivera.

El director del Departamento de Ad­ministración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tec de Monterrey, campus Santa Fe, advierte que entre más corra el tiempo el valor de la empre­sa disminuye, porque lo atractivo del negocio en este momento es una base de clientes relativamente atractiva, así como sus activos fijos y equipos. Agrega que la compañía también puede planear en este momento una alianza con un operador de mayor tamaño en México.

Además, la compañía debe cambiar el enfoque de venta de productos, debido que su enfoque empresarial ha perdido las ventajas comparativos que tuvieron en algún momento con los servicios de radio (ptt o Push to talk), recomienda Signum Research

“La introducción de los teléfonos inteligentes o smartphones cambió por completo la dinámica del desarrollo del mercado de la telefonía móvil. Nextel tardó en adoptar esta nueva tendencia (aunque apostó por el BlackBerry), por lo que perdió una base de clientes impor­tante”, recuerda Homero Ruiz López.

La ventaja comparativa que ofrecían sus servicios a través de las comunica­ciones vía radio (que eran utilizadas por los clientes empresariales para sustituir tarifas de telecomunicaciones de larga distancia nacional e internacional caras), perdieron su atractivo una vez que los precios de las telecomunicaciones empe­zaron a disminuir, enfatiza.

“La moneda está en el aire, porque Nextel se quiere deshacer de grasa com­petitiva y la pueden comprar, o un inver­sionista capitalizarla”, concluye Ernesto Piedras.

presidente_nextel1

Salvador Álvarez, presidente de Nextel México.

 

Siguientes artículos

Los 25 empleadores más atractivos del mundo en 2014
Por

Una encuesta realizada entre 200,000 estudiantes de negocios e ingeniería en las 12 economías más desarrolladas del mund...