La enorme compañía china de Internet está en camino de ofrecer, a más tardar en septiembre, un pedazo de su imperio a través de acciones. ¿Qué importancia tendrá para los mercados?

 

 

Uno de los momentos más esperados por el mercado accionario este año está a punto de llegar. Jack Ma, el presidente y fundador de Alibaba Group, afina los últimos detalles para llegar a la plaza más importante del mundo: Wall Street.

PUBLICIDAD

A pesar de su baja estatura, Ma es un gigante en el mercado de Internet. En 2012, dos de sus portales generaron ventas por 170,000 millones de dólares (mdd), más que eBay (41,000) y Amazon (61,000) juntos, además de que la mitad de los pagos online de China se realizan a través de Alipay, su procesador de pagos.

Con este modelo de negocio es que Crazy Jack, como se le conoce a Jack Ma, está en camino de ofrecer, a más tardar en septiembre, un pedacito de su imperio (acciones) al mundo.

 

La historia

Fue hace 15 años cuando Jack Ma, entonces maestro de inglés, logró reunir 60,000 dólares con unos cuantos amigos, suficientes para fundar Alibaba, una compañía de e-commerce, que como intermediaria permitía que las firmas chinas llegaran al mercado internacional.

Hoy, casi cuatro de cada cinco dólares gastados en el comercio online de China se hacen en tiendas online de Alibaba y maneja 80% del comercio electrónico del gigante asiático.

En el cuarto trimestre de 2013, el último del que se tiene registro, las ganancias sumaron 3,000 millones de dólares, un incremento de 66% frente al mismo periodo de un año atrás.

Alibaba es un holding de empresas en que las más importantes son Alibaba.com (la plataforma de comercio online) y Alipay (plataforma de pagos online), pero también tiene el control del portal Taobao.com, especializado en la compraventa de productos entre particulares; Tmall.com, para ventas desde empresas a consumidores, y el portal de la agencia de viajes virtual Byecity.com.

Tiene oficinas en todo el mundo y más de 20,000 empleados.

 

Una OPI codiciada

La oferta pública inicial (OPI) de Alibaba es una de las más esperadas por los inversionistas. Se prevé que sea la más grande en la historia de Estados Unidos. Se estima que superará con creces la salida de Facebook, que alcanzó los 16,000 millones de dólares.

Desde 2013, presidentes de los bancos más importantes del mundo, como Jamie Dimon, de JP Morgan, y Michael Corbat, de Citigroup, se reunieron con Jack Ma para lanzar la OPI de la compañía. Al final, estos bancos, además de Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs y Morgan Stanley, liderarán la oferta.

Sin fecha definitiva, se espera que BABA, clave de pizarra con la que operará,  obtenga en la Bolsa de Nueva York, mercado que eligió para su debut, 1,000 mdd, un monto muy reservado, comparado con los 20,000 que los especialistas calculan recaudará.

El precio al que serán vendidas las acciones podría dar a la empresa un valor de mercado de 200,000 millones de dólares, según analistas, por arriba de Facebook y Amazon, pero por debajo de Google.

Alibaba podría valer 187,000 mdd, según una encuesta de Bloomberg a 11 analistas, incluidos aquellos que no preveían un descuento en la OPI. La empresa fue valuada en 168,000 millones en una encuesta de abril a 10 analistas.

 

Las perspectivas crecen

La fecha que se ha manejado para tan ansiado debut es la primera semana de agosto, aunque podría ser hasta la primera de septiembre.

Aunque la compañía ha ido retrasando la fecha de lanzamiento, sus cifras siguen manteniendo el encanto para los inversionistas: márgenes de ganancia de 44%, crecimiento de los ingresos de 72% y 231 millones de compradores activos el año pasado.

También sus perspectivas de crecimiento están respaldadas por una base de consumidores e internautas creciente en China. De acuerdo con una encuesta de Boston Consulting Group (BCG), hecha en 12 ciudades chinas, más consumidores planean incrementar sus gastos en diversos bienes. Esta tendencia se apreció en ciudades más pequeñas.

Por otra parte, BCG prevé que para 2016, China tenga 730 millones de internautas y más de 380 millones de consumidores en línea. En 2010 eran 460 millones de usuarios de Internet y 145 millones de compradores.

La empresa, con sede en Hangzhou, China, abandonó sus planes para una OPI en Hong Kong porque la bolsa del centro financiero asiático se rehusó a modificar sus reglas para adaptarse a la estructura administrativa inusual de la compañía.

Pero Wall Street, el centro financiero más grande del mundo, parece complacido de recibir al gigante chino.

 

Siguientes artículos

Si Mafalda viviera en la era digital…
Por

Si Mafalda viviera en la era digital, ¿sería usuaria de los smartphone, navegaría por Internet, tendría su perfil en Fac...