Alicia Ortega y Fernando Hasbún componen una pareja con mucha influencia en la televisión de República Dominicana, que tiene una  fortuna particular y envidiable:  el poder de la palabra y el aval  de la credibilidad que han construido con su trabajo honesto y decidido.

 

Por Felivia Mejía 

 

PUBLICIDAD

Alicia Ortega y Fernando Hasbún instalaron recientemente en su propio edificio su empresa de noticias Grupo SIN, que —según quienes conocen de televisión— se trata de los estudios en su género más modernos de la región del Caribe.

“El diseño estructural fue concebido y ejecutado siguiendo lineamientos operacionales para que nuestro equipo realice una labor eficiente y productiva, además de una atractiva estética e iluminación con equipos LED que nos permiten, con controles digitales y computarizados, generar diferentes ambientes y esce­narios”, explica Hasbún.

Desde hace un par de meses transmiten a través de Color Vi­sión, un cambio que Hasbún califica como una gran oportunidad “para el crecimiento y la expansión sobre elementos más firmes, creativos y novedosos”.

“El canal nueve es un símbolo en la historia de la televisión dominicana, una marca fuerte y reconocida que goza de un buen ganado prestigio en la audiencia nacional, punta disponible en el mercado mundial”, destaca.

De la inversión millonaria en esos nuevos estudios Has­bún prefiere reservarse cifras exactas hasta que concluyan los trabajos. “Esta inversión entraña en primer término, el costo del edificio adquirido, pero más que eso de toda la remodelación estructural y de remodelación introducida, además de los altos costos en la parte estrictamente técnica”, expone.

Servicios Informativos Nacionales (SIN) se formó hace nueve años, con una inversión aproximada de un millón de dólares, afir­ma Hasbún, presidente de la empresa. El proyecto se concretó tras su salida como director de Cadena de Noticias (CDN, canal 37), un proyecto de televisión informativa que, en su momento, cambió el concepto de la producción y transmisión de noticias en el país.

Hoy SIN es un grupo de comunicación en crecimiento, que en este tiempo ha aumentado aproximadamente ocho veces su inversión primaria, incluyendo el costo en equipos, compra del edificio, vehículos, y herramientas de operaciones. Cuenta con 123 empleados y un portafolio que incluye tres emisiones de noti­cias de lunes a viernes y una emisión fin de semana, además de la producción de unos cuatro programas de diferente contenido.

Indica que están en negociaciones para adquirir un canal, ya sea como arrendatarios o mediante un acuerdo, y transmitir 24 horas de noticias. También afinan los detalles para iniciar la operación de una emisora de radio.

“Este es el único medio que no pertenece a un grupo econó­mico. No tengo otro negocio, tengo que hacerlo rentable. Yo estoy condenado al éxito, no al fracaso… no tengo opción”, afirma Has­bún, y reitera.  “Soy un hombre que hace dinero para hacer cosas, no hago cosas para hacer dinero… y me ha ido bien, no me puedo quejar.”

Hasbún, también presidente de la empresa Prime Time, se diversifica con la incursión como empresario en producciones cinematográficas. Mientras lo de Alicia, de ella es el periodismo y cuando habla sobre ese tópico se percibe su pasión por esta profesión, cuyo ejercicio, dice, le ha dado más satisfacciones que sinsabores.

Alicia, vicepresidenta ejecutiva del Grupo SIN, es la imagen de la propuesta informativa de esa empresa, edita y es anchor del noticiario estelar. Además, durante ocho años ha producido su programa de investigación periodística El Informe y ha ganado varios galardones, entre esos, seis premios Soberano, que otorga la Asociación Dominicana de Cronistas de Arte.

Es graduada de Periodismo de la Universidad de la Florida, con especialidad en Telecomunicaciones y subespecialidad en Ciencias Políticas. Trabajó siete años en Univisión 23, en Miami, Florida, donde se especializó en las noticias de último minuto. “Durante mi paso por Univisión realicé numerosos trabajos de investigación, tres de los cuales fueron premiados con Emmy´s, máximo galardón de la televisión estadounidense. Luego laboré durante seis años en NBC-6, presentando el noticiero matutino de 5:00 a 7:00. En dicho medio también formé parte del equipo de investigación y fui honrada con otros tres Emmy´s”, apunta.

Noticias SIN ha realizado la cobertura periodística de los más trascendentes acontecimientos del país, desde elecciones presiden­ciales, hasta huracanes. Hasbún cuenta que la cobertura periodística más costosa fue la que transmitieron sobre las consecuencias del terremoto de Haití, en enero de 2010, que superó los 684,931 dólares.

Una de sus fortalezas editoriales es la alianza informativa que tienen con las principales televisoras y cadenas informativas de Estados Unidos, América Latina y Europa, un recurso de gran importancia para transmitir lo que ocurre a nivel mundial. “Tam­bién tenemos una alianza con European News Exchange (Enex), cubriendo toda Europa y Rusia. Esto convierte a Noticias sin en el medio con más cobertura mundial en República Dominicana”, concluye Hasbún.

grupo_sin1

Foto: Reynol Rosado.

 

Somos apasionados por la noticia: Alicia Ortega 

Forbes República Dominicana: ¿Cómo fue su experiencia en NBC?

Alicia Ortega: Aprendí el valor de cada trabajo, a profundizar, ser meticulosa y detallista hasta con la más mínima coma que pudiera distorsionar una oración o cambiar el significado de una palabra. Aprendí a revisar cada libreto hasta 20 veces, mirándolo prácticamente con lupa, en busca de cualquier frase que pueda poner en entredicho un trabajo completo.

 

FRD: ¿Qué significó para usted radicarse en República Dominicana?

AO: Significó la reunificación familiar porque ya mi esposo estaba aquí desde hacía año y medio. En términos profesionales, fue comenzar de cero. Yo contaba con un buen currículo, pero tenía que demostrar que podía realizar el trabajo aquí y además regre­sar al español, tras seis años de laborar en inglés.

 

FRD: ¿Qué entrevista le ha impactado más?

AO: Haber compartido con los presidentes y candidatos a la presiden­cia cada cuatro años, durante un día completo ha sido un privi­legio, además que he podido mostrarle a la población una faceta diferente de estas personas. Tampoco puedo olvidar el perfume que exhaló el alma de don Pedro Mir durante nuestra entrevista que duró unas tres horas. Me hipnotizó con su dulzura y pureza. Y jamás olvidaré al ingeniero Polón Muñoz, hombre honesto e incansable luchador por la transparencia.

 

FRD: ¿A quién le encantaría entrevistar?

AO: En dos ocasiones estuve muy cerca de entrevistar a Joaquín Bala­guer. Me quedé con el cuestionario hecho. También me hubiese encantado entrevistar al Papa Juan Pablo II.

 

FRD: ¿Cuál es el reportaje que le gustaría presentar?

AO: Durante años he querido hacer la travesía en una yola por el Canal de la Mona, entre República Dominicana y Puerto Rico, para que la población pueda experimentar, a través del lente de la cámara, el drama que se vive en alta mar.

 

FRD: ¿Qué significa para usted trabajar junto a su esposo?

AO: Somos un dúo dinámico, nos complementamos, él en la parte macro de la empresa y la administración y yo en el contenido editorial y la imagen de cada programa. Ambos somos apasio­nados por la noticia y realmente vivimos nuestra profesión 24 horas al día.

 

Alicia me inspira por su honestidad: Fernando Hasbún

Forbes República Dominicana: ¿Cómo fueron sus inicios en los medios de comunicación?

Fernando Hasbún: En Teleantillas, siendo un mozalbete. Mientras mis amigos se divertían con el entretenimiento, yo merodeaba el departa­mento de prensa que dirigía Antonio Gil y ‘pasillaba’ por la redacción del periódico El Caribe. En esa época empezó mi pasión por la tv y particularmente por la información.

 

FRD: Luego se fue a estudiar Televisión a Miami e incluso laboró en la cadena Univisión. ¿Por qué regresar a República Dominicana?

FH: Porque yo nunca me fui, siempre estuve pendiente y atento a la realidad de mi país.

 

FRD: ¿En qué momento se ha sentido decep­cionado y qué lo ha animado a seguir adelante?

FH: Nunca ha habido decepción. El trabajo serio e independiente provoca molestias, cons­cientemente escogimos el camino difícil y permanecemos en él por un mejor futuro.

 

FRD: ¿Cómo fue la experiencia con la revista La lupa sin trabas?

FH: Maravillosa, enriquecedora, por haber reunido un equipo élite del periodismo nacional; no solo en preparación acadé­mica, sino en su integridad moral.

 

FRD: ¿Por qué también invierte en el cine?, ¿cómo ve el desarrollo en la industria en el país?

FH: Invierto en el cine porque soy un sem­brador de ideas. Amigos míos me han entusiasmado y por ahí estoy, me gusta. El cine dominicano va renovándose con­tinuamente, maravilloso, hay entre cinco y seis películas al año, incentiva el talento y crea grandes oportunidades de empleos en este país.

 

FRD: ¿Que significa trabajar junto a su esposa?

FH: Estar sometido en la casa y en el trabajo (risas). Pero después de todo estamos comprometidos con un interés común de servicio y vocación. Ella me inspira por su honestidad, capacidad de trabajo; una mujer con unos principios inquebranta­bles. Trabajar con ella por más de 25 años, definitivamente me ha hecho un mejor ser humano.

 

Siguientes artículos

Presentan app con horarios de transporte público para estudiantes
Por

La app estará disponible para los sistemas operativos Android, iOS y Windows Phone y permitirá que los usuarios universi...