El concepto pop-up en la alta gastronomía ha derivado en giras al más puro estilo rockabilly y en el traslado de cocinas enteras a otros puntos del mapa.

 

 

La tendencia de los chefs a llevar su cocina más allá de los muros de sus restaurantes ya no se limita a hacer demostraciones show-cooking en locales de sus amigos cocineros o acudir a congresos. El surgimiento del concepto pop-up, que podría traducirse como efímero, ha derivado en giras al más puro estilo rockabilly y en el traslado de cocinas enteras a otros puntos del mapa. Ahora los cocineros coleccionan groupies y tienen club de fans.

PUBLICIDAD

A pesar de haber descendido a la segunda posición de la lista San Pelegrino The 50th Best Restaurants, los hermanos Roca, del Celler de Can Roca, continúan siendo líderes en foros y aventuras gastronómicas.

Este verano, con el apoyo de BBVA Bancomer, desarrollan una iniciativa cuyo concepto es “Alta cocina con valores”, en la que trasladan su restaurante de Girona a México, Colombia y Perú, empleando ingredientes locales y favoreciendo a pequeños productores, ganaderos, agricultores y pescadores. Este proyecto gastroempresarial con vocación social lleva el nombre de El Celler de Can Roca on the move. Roca & Roll World Tour 2014, y tiene previsto repetir gira durante tres años.

Vanguardia gastronómica e innovación tecnológica se unen para crear una experiencia emocional inédita en la isla Blanca. Este verano, Paco Roncero estrena Sublimotion en el recién inaugurado Hard Rock Hotel Ibiza, un nuevo concepto gastrosensorial en el que tan sólo 12 comensales pueden disfrutar, cada noche, de recetas sorprendentes en un ambiente que juega con múltiples atmósferas: pantallas de 360º, aromas que hacen referencia a los ingredientes, música diseñada para cada bocado y diferentes sensaciones térmicas se viven y se comen. Un espectáculo que sólo los afortunados que paguen los 25,000 dólares que cuesta una mesa, y tengan ya su reserva, van a poder experimentar.

Todavía no tenemos claro si el chef danés René Redzepi, cuyo restaurante Noma es considerado el mejor del mundo, trasladará su sede a Tokio en 2015, tal y como anunció hace apenas unos meses. Su nueva condición de ganador absoluto, según la guía más prestigiosa, permite la duda. Sin embargo, ése era el plan del chef de rostro lánguido; no se sabe bien si motivado por la intoxicación que recientemente se produjo en su restaurante, o por una cuestión de renovación del diseño interior, como justifica. Su colega y durante muchos años ocupante del primer puesto en la San Pellegrino, Heston Blumenthal, también parece haber tenido el impulso de moverse a Melbourne el mismo año y con la misma excusa. Otro chef que vivió la experiencia en Fat Duck de ser acusado por intoxicar a sus clientes… Dos veces.

 

 

Contacto:

Facebook: Maria Forcada

Página web: Revista Strogonoff

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

3 consejos desde México para emprender en el mundo
Por

Una  especialista de la Escuela de Negocios de la Universidad Point Park asegura que rescatar los valores originarios de...