Por Natalí Faxas

Altice tiene cerca de 50 millones de clientes en Francia, Israel, Portugal, República Dominicana y Estados Unidos, donde concentra sus principales mercados. Pero sólo en estos cinco países, la compañía contaba con 18 marcas distintas.

Así era muy difícil demostrar lo que ya en sus 16 años de operación habían conseguido: un emporio de las telecomunicaciones con ofertas en internet de banda ancha, telefonía fija y móvil, televisión por cable, contenido y publicidad.

Altice fue fundada por Patrick Drahi en el año 2001, pero no fue hasta 2009 cuando decidió alzar vuelo de Francia a Israel. Desde entonces Patrick no ha parado.

PUBLICIDAD

En 2012 llegó a Portugal, a golpe de suerte compró en 2013 dos de las tres compañías de telecomunicaciones más potentes que operan en República Dominicana y más tarde avanzó al imponente mercado estadounidense.

Hace tan sólo tres meses que adquirió Teads TV, una agencia de publicidad digital basada en Nueva York que compite nada menos que con Google y Facebook. Así la marca fue acumulando experiencia local en mercados tan variados como París, Tel Aviv, Santo Domingo y Nueva York.

Pero a todo esto una pieza hacía falta: fusionarse en una sola marca podía dar la fuerza global, la visión global que todavía no habían alcanzado. Por eso apostaron por exhibirse en lo adelante con el único nombre Altice.

Puedes leer: Nintendo lanzará Super NES Mini Classic el 29 de septiembre

Desde la creación de Altice en 2001 hasta el 2017 han transcurrido 16 años de innovaciones, adquisiciones y crecimiento en la visión en un hombre de temple relajado, de un jefe que le pregunta por los hijos a sus empleados.

Esta consolidación de las marcas en Altice tardará hasta 2018, pero no incluye a todas sus submarcas. Red en Francia; Moche, Uzo y Sapo en Portugal; Next TV en Israel; los medios News 12 Networks, i24News, BFM, RMC y las marcas SFR Presse con periódicos y revistas nacionales como Libération y L’Express, y Teads TV, de publicidad digital, no cambiarán de nombre, bajo el entendido de que la industria de los medios tiene una dinámica distinta y un posicionamiento ya sellado.

 

¿Qué viene después de la gran fusión?

Precisamente esto le preguntamos a Michel Combes, ceo mundial de Altice, luego de finalizar el acto de lanzamiento mundial. Michel, de 55 años, tiene un aspecto relajado e informal que termina por demostrarse en un rato de conversación y preguntas.

Sus más de 25 años de experiencia en el sector de las telecomunicaciones le vislumbran mucho trabajo por delante, en muy corto tiempo.

República Dominicana será el primer país de la compañía en ver transformar la tradicional Tricom y la innovadora Orange en un solo nombre Altice. Y eso ocurrirá antes de que llegue el 2018, menos de seis meses.

“República Dominicana será la primera en enseñar a los demás países cómo hacerlo, qué está bien, qué está mal, es un proyecto muy emocionante para nosotros. Será un caso muy importante de estudio porque es el primer sitio donde se hará el rebranding”, explica Michel a Forbes.

Los planes de Altice en República Dominicana son mejorar la calidad de las redes 2G, 3G y llevar la cobertura 4G a un 70% de la población cubierta.

Ampliar a 100,000 más los hogares con fibra óptica a nivel nacional, además de los 700,000 home passed actuales (hogares pasados con fibras).

Los planes de Altice en Dominicana no sólo se concentrarán en ampliar la cobertura y calidad de sus servicios móvil, banda ancha y cable, para lo cual invertirá hasta el año 2019 unos 20,000 millones de pesos dominicanos.

Michel confirmó que en República Dominicana, Altice no pretende limitar su mercado a la telefonía, cable e internet. Sino que comenzará a crear y distribuir contenido y de seguro la publicidad llegará de la mano de Altice.

“Hemos heredado móvil por un lado y telecable por otro y lo vamos a juntar, vamos a relanzar todo. Queremos extender el alcance más allá del telecable y del móvil. Hemos comenzado una distribución sectorizada en orden de ser capaces de dar a nuestros clientes servicio de banda ancha y televisión en todo el país y luego queremos distribuir contenido. Queremos entrar en la parte de publicidad, la publicidad vendra”, enfatizó el ceo mundial durante la entrevista con Forbes.

Cuando Altice adquirió Orange Dominicana, propietaria de la compañía francesa Orange, también se acordó la continuación del uso de la marca. En los pasillos de la compañía se rumoró que el uso de Orange tenía tiempo límite para Altice.

El hecho de que sea República Dominicana el primer país del conglomerado que unifica su nombre revive entre algunos expertos consultados la posibilidad de que se eligiera este estado como el primero de la estrategia mundial para más rápido dejar Orange detrás.

 

Siguientes artículos

México, un país de leyes, pero no de ley
Por

Desafortunadamente, México lleva inmerso generaciones enteras en un sistema podrido que arropa y privilegia a los más pr...