El gobernador del banco central admitió que el mercado interno no presenta condiciones recomendables para un ajuste en la política monetaria, sin embargo, dijo, la normalización deberá realizarse para evitar una depreciación del peso.

 

Una eventual alza de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) será positiva para México, pues será un indicativo de que el principal socio del país va en camino hacia la plena recuperación, dijo el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

México se encamina a un periodo retador de transición que iniciará tras el primer movimiento al alza en las tasas de la Reserva Federal estadounidense. Este proceso indica una subida de tasas en México, aun cuando las condiciones de la economía doméstica no lo recomiendan, así lo señaló este miércoles el gobernador del banco central.

PUBLICIDAD

“Tenemos condiciones domésticas en las cuales la condición cíclica de la economía mexicana muestra debilidad, es decir, tenemos una brecha de producto negativa, las perspectivas de crecimiento se han venido revisando a la baja, la inflación la tenemos prácticamente en nuestro objetivo, y las  expectativas están estables. Entonces, esto recomendaría no modificar las tasas de interés”, dijo en el marco de la 25 Convención de Aseguradores de México.

Carstens explicó que la decisión de una subida de tipos estará determinada por la presencia de una depreciación adicional,  pues podría afectar las expectativas de inflación.

“Podrían existir algunos escenarios en los cuales los eventos del exterior sí aumenten sustancialmente la volatilidad y eso afecte al tipo de cambio, entonces tendríamos que hacer algún ajuste en nuestra política monetaria, aun cuando por razones internas no fuera recomendable”.

Al final del día, dijo, la subida en las tasas de interés -que actualmente se ubican en 3%- deberá ser positiva para el país, pues es el principal indicador de que la economía estadounidense está en el camino a la plena recuperación. Los mercados ahora esperan que el primer movimiento por parte de la Fed se realice en septiembre.

El titular del banco central explicó que la asimetría en los niveles de tasas de referencia a nivel global ha provocado desajustes, pues en la zona euro, por ejemplo, las tasas negativas indican que un inversionista debe pagarle economías como Alemania para poder comprar deuda.

“Realmente eso no parece lógico, eso es algo que va a cambiar,  los niveles de tasas bajos impulsan el crecimiento económico, pero eso también da una idea del grado de desalineamiento de precios, realmente no son sostenibles”.

Señaló que en el caso de México, la subida de tasas de referencia por parte de la Fed representa un proceso de transición y volatilidad, y pese a que implica retos, será necesario para encaminar a la economía al crecimiento sostenible.

“Es un tema que en el corto plazo está teniendo mucho peso, nos está generando mucha volatilidad, pero es un paso necesario para llegar a un estado de la naturaleza mejor, que es aquél en el cual la economía de Estados Unidos está creciendo más y eso va a beneficiar a México”, señaló.

La tendencia de debilidad económica puede apreciarse en las exportaciones manufactureras en México que, excluyendo automóviles, cayeron 14.9% trimestral ajustado por estacionalidad; una tasa muy baja, comparable a los números de las recesiones de 2001-2002 y 2009.

De acuerdo con los resultados del indicador mensual del PIB, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE), creció 2.3% interanual durante los dos primeros meses de 2015; esto se compara de manera favorable con el 1.4% interanual del año pasado, pero de manera poco favorable con el 2.7% interanual de los últimos dos meses de 2014.

 

Tipo de cambio, clave

En opinión del gobernador de Banxico, los incentivos monetarios han generado distorsiones importantes en los mercados.

“La política monetaria en Estados Unidos  ha generado el periodo de nueve meses con la apreciación del dólar más fuerte desde 1973”, dijo.

También advirtió que la asimetría de las políticas ha generado una “cacofonía” en los mercados, de tal modo que los activos en moneda local han sufrido y se ha afectado la asignación de recursos por parte de los inversionistas.

“Los inversionistas buscan coberturas del tipo de cambio. Es un factor importante en manejo de política monetaria de Banxico”, dijo Carstens.

 

Siguientes artículos

Google
Amazon, Facebook y Google, en la mira de Europa
Por

La revisión de los gigantes tecnológicos forma parte de una estrategia de la Comisión Europea, que busca impulsar el cre...