El alza de tasas del Banco de México (Banxico) continuarán más allá de enero de 2017.

La Casa de Bolsa Finamex estimó que vendrán más subidas en la tasa de referencia de la institución que aún gobierna Agustín Carstens.

El principal reto que enfrenta la Junta de Gobierno es evitar que no se presenten efectos de segundo orden sobre la inflación y que se mantengan ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazo.

“En las próximas reuniones Banco de México pondrá especial atención en el traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio y de las cotizaciones de las gasolinas al resto de los precios (efectos de segundo orden), así como la posición relativa entre México y Estados Unidos”, recordó la firma en el documento.

PUBLICIDAD

La firma financiera había anticipado en su pronóstico de 7.25% para la tasa de referencia a fin de 2017, la posibilidad de incrementos de 75 puntos base siguiendo a la Fed y al menos 75 adicionales para evitar efectos de segundo orden, de los cuales 50 se dieron hoy.

La tasa objetivo del Banxico fija el interés que se pagará en los créditos de corto plazo, es decir, el costo del dinero que prestan los bancos. Esta medida es una de las herramientas que tiene la institución para controlar la inflación, el principal mandato del banco central mexicano.

Al subir la tasa, se desincentivan los créditos, el consumo y las inversiones físicas, pero impulsa el ahorro, además, los capitales extranjeros ven más atractivo a nuestro país ante el pago de mayores intereses y eso evita una mayor depreciación del peso por fuga de capitales.

Lee también: Banxico eleva su tasa de interés a niveles de la crisis de 2009

 

 

Siguientes artículos

donald-trump
3 factores que pueden mejorar la situación de México ante Trump
Por

El presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles habló de la necesidad de dar pauta a una serie de ac...