Las personas con la enfermedad de Alzheimer pueden vivir las situaciones cotidianas como peligrosas o amenazantes.

 

 

Hace unos días se llevó a cabo el XIX Congreso Nacional Alzheimer Ciudad de México, un evento importante para aquellos que tienen familiares que viven con esta enfermedad o para la población en general que quería aprender y entender un poco más sobre la misma, pues aunque parece ser un padecimiento que está lejos de nosotros, no es así.

PUBLICIDAD

Pero, ¿sabías que el Alzheimer es más que no acordarse de las cosas? Es considerada una de las principales demencias que afectan a la población. Demencia, contrario a lo que pudieras pensar, no significa locura, sino que es un trastorno cognitivo, es decir, que las personas que la desarrollan pueden tener alterada la manera de percibir y comprender bien su alrededor, a las personas, las situaciones que están viviendo, aunque sean situaciones cotidianas, y pueden resultarles peligrosas, amenazantes, o incluso no medir riesgos que les puedan hacer daño en un momento dado.

Hay varias causas de demencias, de las cuales la más frecuente es precisamente la enfermedad de Alzheimer, pero existen otras, como la causada por la enfermedad de Parkinson, por infartos cerebrales múltiples, entre otras.

Se considera que el Alzheimer es la más común de las demencias y se considera que hay una pérdida de neuronas (de tipo colinérgicas, un tipo específico), y esto provoca la progresiva pérdida de la memoria.

También se considera que conforme uno va envejeciendo es normal la pérdida sutil y lenta de la memoria; de hecho, se ha visto que a los 85 años de edad te acordarás de la mitad de las cosas que cuando tenías 18 años. Y eso es normal.

Lo que ocurre con el Alzheimer es que hay una deficiencia mucho más significativa de la memoria y además comienza a haber cambios muy importantes en la estructura del cerebro. Es decir, se van haciendo surcos grandes en el cerebro porque hay pérdida de ciertas sustancias y acumulación de otras en donde no debería haber. Y eso va provocando las alteraciones características de la enfermedad.

El Alzheimer no es reversible, y es progresivo, es decir que en la mayoría de los casos va dando más síntomas con el paso del tiempo. Se calcula que en México hay más de 800,000 personas que viven con esta demencia. Hasta el momento, no se sabe con precisión la causa del Alzheimer, es decir, se sabe que se acumulan las sustancias, que las neuronas se atrofian, pero no se sabe porqué. Otra teoría es que hay una activación de la apoptosis (muerte celular programada), que ocurre en todas las células del cuerpo en algún momento, pero en el Alzheimer aparentemente ocurre de repente y en un momento incorrecto. Pero tampoco se sabe porqué ocurre esto. Se considera que puede tener causas genéticas, pero no se han determinado con seguridad genes presentes que la puedan causar, así que tampoco es concluyente.

Algo muy importante en el Alzheimer es que aunque hasta el momento no tiene cura, sí hay tratamientos, y existen medicamentos que, si se dan en momentos tempranos, pueden hacer menos rápido el deterioro, y además se puede preparar y organizar a la familia para que la persona enferma pueda tener un cuidador o quien la vaya a cuidar esté en condiciones para hacerlo, ya que esta demencia, además de deteriorar la vida de quien la padece, afecta mucho a las personas alrededor, quienes pueden cansarse, desesperarse e incluso enfermarse (por no dormir ni comer bien, por el estrés) por estar cuidando a la persona con demencia.

Es conveniente tener conocimiento sobre esta enfermedad para que, en caso de que alguien cercano la padezca, se pueda dar el mejor tratamiento, que éste sea a tiempo y sea lo menos desgastante posible.

En México existen algunas asociaciones donde se puede encontrar información o apoyo, pero también puedes acudir con el médico neurólogo o geriatra si notas que alguien de tu familia presenta algún síntoma preocupante, o simplemente para revisión. Cuando sabemos más sobre estas enfermedades, es menos difícil vivir con ellas. ¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

Twitter: @marsimar

Correo: [email protected]

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

¿Cómo hablar de finanzas con los niños?
Por

Cuando los niños tienen entre cinco y seis años es el momento para empezar a sembrar hábitos financieros. Te presentamos...