El nuevo programa de la compañía dirigida por Jeff Bezos permitirá a los aspirantes a escritores publicar ­—y sacar provecho de— libros electrónicos de fan fiction con el aval de los creadores de los personajes originales.

 

Por Jeff Bercovici

 

PUBLICIDAD

Curiosamente, la fan fiction (la literatura creada por aficionados a partir de una obra) es la forma más pura del arte literario que existe, el menos contaminado por influencias comerciales. Es difícil ganar dinero con ella porque alguien posee la propiedad intelectual (a menos que se cambien los detalles lo suficiente, en cuyo caso se puede hacer un montón de dinero con ella. Pregúntale a EL James).

Amazon está listo para cambiar eso. Un nuevo programa llamado Kindle Words permitirá a aspirantes a escritores publicar ­—y sacar provecho de— libros electrónicos de fan fiction con el aval de los creadores de los personajes originales, quienes recibirán regalías por cada venta. Digamos que es una especie de API abierta para la propiedad intelectual.

El reparto de los ingresos es mucho menos generoso que el que reciben los autores que utilizan sus propios personajes, con Kindle Words los escritores se llevan el 35% de ellos. Eso, para obras de más de 10,000 palabras, para las más breves la tarifa es aún más baja: 20%. Por lo general, los escritores que auto publican sus libros electrónicos a través de Amazon se llevan el 70%.

Por ahora, Kindle Words tiene licencias que cubren tres franquicias propiedad de Allow Entertainment, el canal teelvisivo de Warner Bros: “Pretty Little Liars”, “The Vampire Diaries” y “Gossip Girl”. Amazon dice que anunciará nuevas licencias pronto.

Kindle Words podría convertirse en un gran negocio si Amazon es capaz de alcanzar acuerdos con los propietarios de algunas de las franquicias que más fan fiction inspiran en sus fervientes seguidores, entre ellos se incluyen “Harry Potter”, “Crepúsculo”, “Star Wars”, “Star Trek” y “Buffy the Vampire Slayer”. Aunque algunos autores desaprueban la práctica, muchos de los escritores del género de mayor venta, incluyendo JK Rowling, Stephenie Meyer y Joss Whedon, fomentar el uso de sus personajes por los fans.

La nueva jugada es también una buena manera para identificar a escritores desconocidos y prometedores que Amazon puede firmar en su editorial. Los autores establecidos han sido cuidadosos de firmar con Amazon después de ver las dificultades que Tim Ferriss y otros han enfrentado para que otros minoristas vendan sus libros.

Una cosa que los escritores de Kindle Words no podrán publicar será fan fiction pornográfica o al menos extremadamente sexual. Las directrices de Kindle Words prohíben la “pornografía o representaciones ofensivas de actos sexuales gráficos”.

Eso significa, curiosamente, que es poco probable que Amazon publique The Master of the Universe,  la versión inspirada en Twilight que Random House reconstituyó como la serie de Fifty Shades of Grey. Estos tres libros han eclipsado a Harry Potter, como las novelas de venta más rápida de todos los tiempos.

 

Siguientes artículos

Mercados emergentes, los nuevos paraísos fiscales
Por

La elusión de impuestos corporativos  representa un problema considerable para las economías en desarrollo, las empresas...