La espera terminó y después de un proceso de más de un año, Amazon por fin anunció a las ciudades que serán las sedes de su segundo y tercer cuartel general. Éstas son Long Island, Nueva York, y Crystal City, en Virginia, que están ubicadas directamente frente a los centros de las principales ciudades.

Además, la mayor compañía de comercio electrónico del mundo seleccionó a Nashville para un nuevo Centro de Excelencia para su negocio de Operaciones, que es responsable del cumplimiento de los clientes, el transporte, la cadena de suministro y otras actividades similares de la empresa; con el que creará más de 5,000 empleos y cuya contratación comenzará el próximo año.

Las inversiones de Amazon en cada nueva sede estimularán la creación de decenas de miles de empleos adicionales en las comunidades aledañas, apuntó la empresa, agregando que la contratación comenzará en 2019.

“Estamos entusiasmados de construir una nueva sede en la ciudad de Nueva York y el norte de Virginia. Estas dos ubicaciones nos permitirán atraer talento de clase mundial que nos ayudará a seguir inventando para los clientes durante los próximos años. El equipo hizo un gran trabajo al seleccionar estos sitios y esperamos convertirnos en una parte aún más grande de estas comunidades “, dijo Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, a través de un comunicado.

PUBLICIDAD

Amazon decidió dividir de manera equitativa su segunda sede de oficinas entre la ciudad de Long Island en Nueva York y la ciudad de Crystal en el condado de Arlington, y con esta decisión pone fin a una convocatoria lanzada por Amazon hace más de un año para la búsqueda de un sitio para albergar su segunda sede de oficinas en las que prometía invertir 5,000 millones de dólares y crear hasta 50,000 empleos.

Un total de 238 ciudades de Estados Unidos, Canadá y México respondieron a la convocatoria. En enero pasado Amazon anunció una lista de 20 ciudades finalistas.

La semana pasada fuentes relacionadas con el proceso informaron al diario The Wall Street Journal que Amazon planeaba dividir su segunda sede de manera equitativa entre dos ubicaciones en lugar de elegir una ciudad.

El cambio en los planes siguió después de que los ejecutivos de Amazon concluyeron que podrían reclutar más de los mejores talentos tecnológicos si extendía la oficina en dos ubicaciones. Y al reducir a la mitad el tamaño, Amazon ayudaría a aliviar los problemas potenciales con la vivienda, el tránsito y otras áreas donde incorporar a decenas de miles de trabajadores podría causar problemas.

Amazon cuenta con más de 610,000 empleados en todo el mundo, incluidos más de 250,000 en América del Norte.

Con información de The Wall Street Journal.

 

Siguientes artículos

Profeco blindará el Buen Fin con un ejército de verificadores
Por

El encargado de la Profeco, Rogelio Cerda Pérez, platica a Forbes México cómo en los próximos días se concentrará en la...