En la II Macrorrueda de Turismo, los países de la Alianza del Pacífico acordaron enfocarse en la atracción de turistas de China y generar rutas que el Oriente no se puede perder.

 

Por Ángel Martí

PUBLICIDAD

Afuera del Mazatlán International Center, ubicado en Sinaloa, hace unas semanas ondeaban banderas de Chile, Perú, Colombia y México, pero dentro del recinto los que resaltaban en las cerca de 100 mesas colocadas en una de las salas no eran los representantes de estos cuatro países que conforman la Alianza del Pacífico desde 2011, sino agentes de viajes de China.

En el lugar se llevó a cabo la II Macrorueda de Turismo, y un comité conformado por 21 chinos fue invitado. La razón: Los países de la Alianza del Pacífico acordaron enfocarse en los siguientes años en la atracción de turistas del país asiático y generar rutas que sean atractivas para ellos.

“Un chino no va a ocupar 13 horas de viaje para estar cinco días sólo en México, pero sí varios días más si tenemos una oferta complementaria en Colombia, Chile y Perú”, dijo Enrique Stellabatti Torres, vicepresidente de Turismo de ProColombia.

La búsqueda de viajeros de China entre los países de la Alianza del Pacífico es parte de una segunda etapa en su estrategia de desarrollo turístico. La primera consistió en fortalecer el turismo intrarregional, y para ello se generaron rutas (religiosas, de playa, ecoturismo y gastronómicas), se mejoró la conectividad aérea y se eliminaron trámites de visado.

Los resultados de esa primera etapa han sido satisfactorios para los países de la Alianza del Pacífico. Tan sólo en 2014 Colombia recibió 24% más chilenos, 14% más mexicanos y 18% más peruanos que el año anterior. De igual forma, el número de colombianos a esos países aumentó casi en la misma proporción.

“Tenemos una región de oro, compartimos el Pacífico, los puertos, la gastronomía, eso es lo que hay que promover frente a los chinos. Vamos aprovechando nuestras similitudes”, dijo Francisco Córdova, secretario de Turismo de Sinaloa.

Y añadió el funcionario: “Por ejemplo, aquí tenemos dos productos muy importantes: las Barrancas del cobre, que es un cañón hecho por la naturaleza casi cuatro veces más grande que el Cañón de Colorado, que hoy en día lo visitan 3 millones de asiáticos. Es una zona que ellos identifican con la serie de El Zorro, que era la única de eu que el gobierno chino de los 70 transmitía en televisión. El otro atractivo es una ruta que estamos desarrollando con Mazatlán, Durango y Zacatecas”.

Lo que haría falta para potenciar estas rutas, apuntó Córdova, es una mayor conectividad directa y generar la infraestructura suficiente, con apoyo de la iniciativa privada, para recibir un importante número de chinos, pues bajo las actuales condiciones sería complicado poder recibir una oleada de turistas asiáticos como sucede en EU.

“La pregunta de si es hora de voltear a otros países e invitarlos a hacer turismo en Latinoamérica ha sido controversial en las reuniones de la Alianza del Pacífico, pero hemos acordado no desfocalizarnos de China, que tiene un mercado tan grande que amerita esa concentración”, concluyó el vicepresidente de Turismo de ProColombia.

La OMT estima que en 2014 viajaron 109 millones de turistas chinos al extranjero.

grafico_latam_dragon

 

Siguientes artículos

reino-unido-brexit
Reino Unido busca recorte al gasto público de 40%
Por

El ministro de finanzas está pidiendo a las dependencias estatales que vean cómo podrían reducir entre un 25 y un 40% de...