La decisión del organismo de financiar con 1,700 mde al país ha sido rechazada por 11 países latinoamericanos por el riesgo que existe sobre el incumplimiento del pago.

 

Reuters

WASHINGTON/ATENAS – Brasil, en representación de once países latinoamericanos, rechazó respaldar una decisión del FMI esta semana para seguir financiando a Grecia, argumentando que hay un riesgo de que los recursos no se paguen.

PUBLICIDAD

El mismo Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoció que Atenas podría necesitar un mayor alivio crediticio de Europa.

La abstención de los estados de América Latina ante la decisión del FMI fue revelada por el representante de Brasil en una poco usual declaración pública, en la que destacó la creciente frustración de los países emergentes con las políticas de rescate del FMI para las endeudadas economías europeas.

“Los recientes desarrollos en Grecia confirman algunos de nuestros peores temores”, dijo Paulo Nogueira Batista, director ejecutivo de Brasil en el FMI, quien además representan a otros diez países de América del Sur y Centroamérica.

“La implementación (del programa de reformas en Grecia) ha sido insatisfactoria en casi todas las áreas; los supuestos de crecimiento y sostenibilidad de la deuda siguen siendo demasiado optimistas”, dijo Batista, criticando la decisión del directorio ejecutivo del FMI de liberar 1,700 millones de euros más en préstamos de rescate a Grecia.

 

 

Siguientes artículos

Fiat podría obtener control total de Chrysler
Por

La compañía logró un fallo a favor en su primera opción de las cinco posibles para adquirir un 16.6% de las acciones; an...