América Latina experimentó una fuerte disminución tanto en el valor como en el volumen de la actividad de ofertas públicas iniciales (IPO, por sus siglas en inglés), debido a que en el primer semestre de 2019, solo hubo dos IPO domésticas por un total de 243 millones de dólares (mdd), lo que representa una disminución de -95% en valor y -71% en volumen en comparación con el mismo período del año pasado, explicó a Baker McKenzie.

La continua agitación económica y política en la región, agravada por un clima de incertidumbre económica mundial son los dos principales factores en la disminución de las ofertas públicas iniciales (IPOs), aseguró la consultora.

En el primer trimestre de 2018, la actividad de IPO doméstica alcanzó los 4,694 mdd en siete ofertas públicas.

En el primer semestre de este año, el Grupo SBF SA recaudó más de 173 mdd en la bolsa B3 de Sao Paulo en marzo pasado, e Inmobiliaria Manquehue SA recaudó 69 mdd en la Bolsa de Valores de Santiago en febrero.

La única oferta fuera de América Latina fue la de 100 mdd hecha por Andina Acquisition en Nasdaq, la primera IPO de América Latina luego del cierre del gobierno federal de Estados Unidos que finalizó en enero.

Puedes leer: Boris Johnson, el favorito para reemplazar a May en Reino Unido

El año pasado en el mismo período, México y Brasil registraron las siete IPOs domésticas de la región.

El efecto de los escándalos políticos en Brasil y el nuevo liderazgo de izquierda en México han afectado a ambos países, y puede verse que América Latina experimentó su nivel más bajo de actividad de IPO desde 2014.

Mientras que los sectores de Industria, Finanzas y Salud experimentaron IPOs de alto valor en el primer semestre de 2017 y primer semestre de 2018 en América Latina, estas industrias no registraron ninguna operación IPO en el primer semestre de 2019.

“La actividad generalmente es impulsada por México, Brasil y Argentina, pero vemos que los problemas políticos y los escándalos han tenido un efecto considerable en estos países, al tiempo que la economía argentina continúa contrayéndose. Sin embargo, estamos comenzando a ver progreso en otras naciones, como Chile, por ejemplo, donde el gobierno está realizando esfuerzos concertados para impulsar su desarrollo económico, pese a su propia inestabilidad política”, señala Pablo Berckholtz, líder de la práctica de Mercado de Capitales para América Latina de Baker McKenzie.

 

Siguientes artículos

En un clima extremo, pequeños agricultores de Nicaragua ven el futuro con preocupación
Por

En el Corredor Seco Centroamericano, las comunidades se enfrentan a condiciones meteorológicas cada vez más extremas