Tras confirmar que buscará aprovechar económicamente el megaterreno de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) ubicado entre Santa Fe y las Lomas de Chapultepec, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró hoy que se venderá y que consultará el proyecto con los ciudadanos.

El predio de 150 hectáreas, con un valor de 20,000 millones de pesos, fue motivo de discordia hace meses, ya que el gobierno de Enrique Peña Nieto pretendió venderlo.

“Nosotros no vamos a vender el terreno, para empezar a diferenciar”, dijo este viernes en su conferencia de prensa matutina López Obrador, también conocido por su acrónimo AMLO.

El mandatario detalló que de las 150 hectáreas, en 50 existen unidades habitacionales e instalaciones administrativas del Ejército, así como edificios históricos –incluida una fábrica de armas del siglo 19– que se podrían convertir en un museo.

Con respecto a las 100 hectáreas restantes, se buscará, en coordinación con la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, destinar 15 hectáreas a un desarrollo inmobiliario y 85 a un parque que se convertiría en la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec.

El desarrollo inmobiliario, agregó el presidente, sólo ocuparía áreas donde actualmente hay edificaciones de la Sedena, como las fábricas de armas que se están trasladando a Puebla.

“Ayer se acordó que se podría destinar hasta el 85% (de 100 hectáreas) para el parque, y solo utilizar un 15%, que es la zona ya –no me gusta la palabra, pero la voy a usar–, la zona ya impactada, es decir, que ya había edificaciones o hay instalaciones. Entonces, estamos cuidando no afectar el medio ambiente”, dijo López Obrador.

Asimismo, prometió que el desarrollo inmobiliario, que por la zona podría ser de lujo, sería de muy baja densidad para no impactar vialidades, mantos acuíferos, barrancas ni vegetación.

Con las utilidades obtenidas de la urbanización, destacó, se construirían instalaciones que ocuparía la Guardia Nacional cuando se llegue a desplegar en otras entidades del país.

AMLO dijo que no se obtendría “mucha utilidad” justamente porque se quiere minimizar el impacto urbano del desarrollo.

“Como sería muy poco lo que podría utilizarse, repito, lo mismo que ya está utilizado, esa utilidad que se tendría, aunque sea poca, serviría para adquirir terrenos y construir instalaciones hasta donde alcance para la Guardia Nacional”, dijo.

El presidente no dio más detalles sobre cómo se gestionaría la urbanización de las 15 hectáreas, pero adelantó que el proyecto será sometido a consulta popular.

“En un mes vamos a tener una propuesta más definida sobre este tema”, señaló. “De todas maneras, de todas formas, va a haber consulta a los ciudadano. ¿Quién va a decidir? La gente, pero queremos tener completo el proyecto y explicar cuál sería el propósito de utilizar este espacio de la ciudad”.

El megaterreno militar es una de las últimas grandes franjas de tierra no desarrollada en Ciudad de México, una megalópolis con más de 20 millones de habitantes donde el valor de los terrenos se ha disparado en barrios codiciados.

El sitio se ubica entre las lujosas oficinas y centros comerciales de Santa Fe y las exclusivas casas de Lomas de Chapultepec, no muy lejos de las elegantes oficinas y torres de departamentos construidas por el magnate Carlos Slim en una zona conocida como Nuevo Polanco.

También puedes leer:

Gobierno alista la venta de megaterreno en base militar en la CDMX

 

Siguientes artículos

A horas de que expire el plazo, Trump amenaza con paralizar el Gobierno
Por

El presidente necesita el apoyo de demócratas en el Senado para conseguir los 5,000 mdd que costará financiar el muro co...