El presidente Andrés Manuel López Obrador presumió que la obra del Túnel Emisor Oriente (TEO) es una muestra del proceso de continuidad y cambio democrático.

Antes de iniciar su gobierno, el actual mandatario anunció que se cancelaría el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, y durante su gobierno revocó autorizaciones para la extracción de petróleo mediante fracking.

Igualmente detuvo durante meses la operación del gasoducto Texas-Tuxpan, que permitiría el abasto del energético en el sur del país.

La obra que se inició hace más de 11 años, durante la segunda mitad de 2019, y que se estimó que para 2012 habría costado 19,500 millones de pesos, fue concluida en noviembre pasado con una inversión total de 33,000 millones de pesos.

El mandatario federal subrayó que la obra es un reflejo de la situación que vive el país, donde se anteponen los intereses nacionales por encima de los partidistas.

“Se trata de una obra iniciada en 2008, es una obra que la iniciaron los servidores públicos durante el gobierno de Felipe Calderón, se continuó en el sexenio del presidente Enrique Peña, y a nosotros nos tocó lo menos, ya fue el terminado, el concluir la obra en este último año.

“Es una obra que por eso representa: la continuidad y al mismo tiempo el cambio. Se puede trabajar de esa manera, esto en esencia la democracia”, dijo López Obrador en la inauguración del TEO.

El jefe del Ejecutivo mexicano afirmó que el Túnel Emisor Oriente beneficiará a la Ciudad de México, pues evitará que se inunde; también se beneficiarán el Estado de México e Hidalgo.

El mandatario federal agradeció a trabajadores, ingenieros, gobiernos municipales y estatales, así como a las empresas que participaron en la construcción, por su dedicación.

“Agradecer a todos los que hicieron posible la realización de esta majestuosa obra de drenaje en beneficio de la Ciudad de México”, señaló.

El Túnel Emisor Oriente tuvo una inversión de 33 mil millones de pesos y se construyó en tres sexenios. Se espera que sea capaz de desahogar hasta 150 mil metros cúbicos de aguas residuales por segundo.

También, reciclar agua para emplearla en labores de agricultura y para reabastecer los mantos acuíferos de la Ciudad de México.

A la inauguración del TEO, acudieron los gobernadores del Estado de México e Hidalgo, Alfredo del Mazo y Omar Fayad, respectivamente, y la jefa de Gobierno, Claudia Sheibaum.

*Con información de Notimex

 

Siguientes artículos

La regulación de la mariguana, una veta de ‘oro verde’ para el gobierno
Por

Regular la mariguana y darle categoría de mercado ayudaría al Estado a generar recursos para apoyar los proyectos del go...