El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que el terreno donde se construye la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, se inundó a causa de las lluvias, pero aseguró que faltan obras que evitarán que esto se repita en un futuro.

En su conferencia de prensa diaria, tras prometer que cada 15 días o cada mes informará sobre los avances de la edificación del aeropuerto de Santa Lucía, el mandatario dijo que hará lo mismo con la nueva refinería y él mismo sacó el tema de la anegación.

“Vamos a estar informando también de la construcción de la refinería que, por ejemplo, salieron unas notas hoy de que ayer o antier se inundó el terreno, pues sí, es que se está haciendo el relleno del terreno”, afirmó.

“Es una empresa holandesa la que está llevando a cabo el trabajo del relleno del terreno. Y es tierra, arena y agua, y si llueve… todavía le falta altura, están en proceso (las obras), falta también la compactación del terreno, pero se va avanzando bastante”.

No te pierdas: Primera etapa de Dos Bocas terminará en diciembre: Sener

La compañía holandesa referida por López Obrador es Van Oord, la cual ganó en mayo pasado el contrato para acondicionar el predio de Dos Bocas tras presentar la propuesta de precio más bajo por casi 5,000 millones de pesos.

La empresa también hará tareas de dragado del lecho marino aledaño a la nueva refinería, a fin de que barcos puedan acceder a la zona.

Rocío Nahle, secretaria de Energía y encargada de la construcción de la nueva refinería, también admitió ayer por la tarde que el terreno se había anegado y descartó que haya habido algún daño a las obras.

 

Siguientes artículos

Así es como Zena, Vips y Starbucks ‘llenan’ la panza de Alsea en Europa
Por

En Europa, Alsea cuenta con más de 1,300 unidades a través de Starbucks, Grupo Zena y Grupo Vips.