Una ofensiva del nuevo gobierno de México contra el robo de combustible ha provocado días de escasez en las estaciones de servicio en varios estados del centro del país, llevando a los automovilistas a hacer largas filas para poder llenar sus tanques.

Un testigo de Reuters en la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, dijo que muchas estaciones de servicio en la localidad permanecían cerradas el domingo, a medida que las autoridades mueven más combustible con camiones cisterna y menos a través de oleoductos.

“He buscado en 10 gasolineras y no, no hay en ninguna”, comentó Alan Delgado, mientras trataba de llenar el tanque de su vehículo en una estación de servicio en Guadalajara. “Es algo grave y crítico porque el trabajo y el comercio se complica”, agregó.

El robo por parte de las bandas delictivas y trabajadores de la industria representa una gran pérdida de recursos para el Gobierno, pero las medidas tomadas para enfrentar el crimen también podrían afectar a la economía si la escasez se prolonga.

PUBLICIDAD

El presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió en diciembre con la promesa de acabar con el crimen y la corrupción, dijo que en los últimos días se ha logrado reducir el robo de combustible y que espera ahorrar al gobierno 50,000 millones de dólares con el combate a ese delito.

En la conferencia matutina del 7 de enero el presidente explicó que tras recibir información del robo de 1,100 pipas en un día, se tomó la decisión.

Como parte de la estrategia, las fuerzas armadas de México están interviniendo en las instalaciones de Pemex en todo el país, incluida una refinería en la ciudad Salamanca, en el estado central Guanajuato, donde el robo de combustible está relacionado con un reciente aumento de la violencia.

Pemex dijo además que está priorizando “el uso de medios de transporte más seguros para la entrega a las estaciones de servicio”, lo que conlleva retrasos en los estados de Hidalgo, México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

Esto es, en vez de enviar el combustible por los ductos, se optó por pipas.

El servicio de las gasolinerías se restablecería el domingo durante el día, después de que Pemex confirmó que reabrió el oleoducto Salamanca-León, escribió el gobernador del estado Guanajuato, Diego Sinhue, en su cuenta de Twitter.

El gobierno no ha dejado en claro si ve el transporte por ferrocarril y carretera como una solución a largo plazo para la distribución de combustible, un medio de transporte que es de 12 a 16 veces más caro que a través de un oleoducto, comentó el analista petrolero Gonzalo Monroy.

“Si esto se sigue alargando y extendiendo a otras zonas del país vamos a estar viendo un muy problemático primer trimestre para la economía mexicana”, dijo Monroy.

 

Resultados

El presidente dijo que, luego de aplicarse la medida, el gobierno vio una reducción de más del 90% en el robo de combustible.

“Luego de la estrategia el robo se redujo a 70 o 100 pipas, nada que ver con las anteriores 1,000 robadas”, explicó.

Además, dijo que se comenzará un plan de vigilancia en las instalaciones de Pemex.

“Vamos a garantizar que no se roben los combustibles”, dijo.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Confidencias | Inseguridad también le pega al plástico
Por

Esta empresa quiere que estrenos departamento y motocicleta; y Preferred Hotels & Resorts reforzará su presencia en el n...