Con el objetivo de generar una zona de prosperidad en el sur del país y Centroamérica, y mitigar con ello las causas de la migración, los gobiernos de México y Estados Unidos impulsarán inversiones hasta por 37,000 millones de dólares (mdd) con apoyo de bancos de desarrollo económico e inversionistas privados.

De acuerdo con una declaración conjunta dada a conocer por el canciller Marcelo Ebrard, el compromiso se enfoca en impulsar el crecimiento regional, empleos mejor remunerados y mayores oportunidades a los habitantes del sur de México y de Centroamérica.

Este «nuevo plan de desarrollo integral» está compuesto por cuatro acciones centrales, apuntó Ebrard en conferencia de prensa.

Para la «promoción de prosperidad de Centroamérica», el gobierno de Donald Trump destinará 5,800 mdd con el objetivo de apoyar «reformas institucionales y desarrollo económico por medio de fuentes privadas y públicas» en El Salvador, Guatemala y Honduras.

«México y los Estados Unidos colaborarán de igual manera con el sector privado de ambos países así como con los bancos multilaterales de desarrollo para promover la inversión y el desarrollo económico del triángulo del norte, asimismo aprovechará las capacidades de financiamiento del desarrollo internacional de México y Estados Unidos para canalizar la inversión», indicó el titular de Secretaría de Relaciones Exteriores.

Entre los países también se establecerá un grupo de trabajo de alto nivel para facilitar el diseño e implementación del marco de inversiones y monitorear sus resultados.

El gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador se enfocará en destinar una de las inversiones más grandes en los últimos años en proyectos del sur del país, del orden de 25,000 millones de dólares durante los próximos cinco años.

Lee también: México facilitará la entrada legal de inmigrantes centroamericanos

A su vez, Estados Unidos, por medio de la Corporación de Inversión Privada en el Exterior (OPIC, por sus siglas en inglés), enfocará inversión privada y pública en México 4,800 mdd, de los cuales 2,000 mdd serán para proyectos específicamente en el sur de país.

«Estados Unidos buscará aprovechar la inversión pública y privada en México y explorará opciones de mayor inversión en el diálogo con México», detalló.

Ambos países organizarán una cumbre empresarial de alto nivel con la participación de inversionistas internacionales para enfocar oportunidades de negocios con especial enfoque en el sur de México y el triángulo del norte de Centroamérica.

De acuerdo con Ebrard, esta estrategia significaría duplicar la inversión extranjera al sur del país.

Honduras y México firman Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica

 

Siguientes artículos

uber
¿Invertirías en empresa con mala reputación?
Por

Si invertir en las empresas significa evaluar más allá del pago de dividendos o las perspectivas futuras de crecimiento,...