«La mujer tiene un solo camino para superar en méritos al hombre: ser cada día más mujer», dijo el ensayista español Ángel Ganivet. La filántropa mexicana quiere lograr que millones de féminas crean en ello.

 

 

Angélica Fuentes es una mujer influyente. Las labores desempe­ñadas como presidenta ejecutiva y accionista de Grupo Omnili­fe-Chivas no dejan lugar a dudas en cuanto a su olfato para los negocios. Mientras Angelíssima escala posiciones en la mente de ávidas consumidoras cosméticas, Fuen­tes no descansa en su empeño por llevar la excelencia al límite de su significado. «Compito contra mí misma cada día. No lucho contra los hombres u otras mujeres; solamente intento cada día ser mejor de lo que fui el día anterior.» Durante 20 años fungió como presidenta del Corporativo Grupo Imperial, fue presidenta de la Asociación Mexicana de Gas Natural, apostó por las reformas que México necesitaba —antes de que fueran trending topic en Twitter— y representó a nuestro país en la Red Empresarial de Energía del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Sería muy cómodo quedarse ahí. Disfrutar los logros alcanzados, continuar avanzando por el camino empresarial y concentrarse en la familia. La existen­cia individual ya es lo bastante complicada como para preocuparse por la colectiva. Pero ese argumento no es válido para ella. Angélica sabe que ostenta una posición privilegiada, y tiene la potencia suficiente para promo­ver cambios importantes en el país con sólo mover una mano. Se involucra en el sector público y en programas de apoyo a la comunidad. Su cruzada es por y para la mujer. Quiere cambiar el hecho de que sólo 3% de las compañías públicas cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores estén dirigidas por el género femenino.

Para ello desarrolla varias estrategias: un programa de capacitación en Omnilife enfocado a dar fuerza a las mujeres; dedica tiempo y esfuerzo a varias iniciativas de responsabilidad social, como Educare o Fundación Ponte Viva, dedicadas a proteger a mujeres de Ciudad Juárez; ha creado FoCo, un foro para la cooperación que busca impulsar el rol de la mujer en Latinoamé­rica; este año la Fundación Angélica Fuentes presenta la primera convocatoria para dar poder a la mujer adulta, joven y niña, con el objetivo de canalizar fondos de inversión social hacia proyectos.

¿La clave de su tenacidad y determinación? Saber que los sueños no son ficción. Así lo afirma en Twitter: «El cerebro no distingue entre lo que imaginamos y lo que es real; procesa la información de forma idéntica.» Demos, pues, grandes alas a nuestra imaginación.

 

www.foco.net

@angelicafuentes

 

Siguientes artículos

Brasil 2014: La selección literaria
Por

A muchos les gusta que el Mundial del futbol se celebre en Brasil; otros hubiéramos preferido una justa literaria. Si és...