Recomendaciones para enfrentar la cuesta de enero e, incluso, iniciar a ahorrar ya.

 

 

Te escribo, querido lector, en un momento en el cual seguro que cruzarás por una grave resaca financiera, producto de un efecto combinado: inflación anual, aumento del IVA en las ciudades fronterizas, tope en el monto de deducibles para asalariados y, por supuesto el incremento a alimentos con alto contenido calórico. Como quiera que sea, es mi intención generar algunas recomendaciones para enfrentar con mejores perspectivas este simbólico mes y su cuesta.

PUBLICIDAD

 

¿Qué ha cambiado?

Evitaré el detalle y sus tecnicismos; sin embargo, es importante decirte que el año que terminó lo hace con un inflación calculada en un 3.82% y que enero será, según los expertos, el mes de mayor inflación, con un 0.72%.

Las ciudades fronterizas amanecen con un impuesto mayor; veremos por primera vez tope en el monto permitido a deducir y otras sorpresas, como en el terreno inmobiliario, pues antes, cuando vendías tu casa, si demostrabas que el dinero lo utilizarías para la compra de otro inmueble, contabas con algunos beneficios que hoy desaparecieron.

 

Recomendaciones

Lo que primero te recomiendo para encarar las finanzas de este mes es lo que llamamos economía de guerra: no compres absolutamente nada a menos que resulte indispensable. Piensa después si aquello en lo que irremediablemente habrás de gastar, pueda sustituirse por algo más económico.

La segunda recomendación es tener un encuentro urgente con tu contador para que seas más prudente en la administración de tus recursos. Si en tu caso no has llegado al tope de gastos deducibles, piensa en un seguro para el retiro como una oportunidad para ahorrar y pagar menos impuestos. Piensa muy bien en resguardar a quienes producen el dinero en tu hogar o empresa con una póliza también deducible de gastos médicos o de vida.

Estoy convencido que todos estos cambios harán que las familias mexicanas tomemos con mayor conciencia el uso del dinero, tendremos que aprender primero a gastar con cordura y después a entender que el ahorro no es una opción, sino una obligación moral.

Actualmente puedes contratar un seguro asociado a inversiones, con el que estarás protegido ante cualquier eventualidad. Además, acumularás capital para propósitos diversos, en especial para tu retiro o jubilación.

 

 

Contacto:

@AXAMexico

facebook.com/AXAMexico

[email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las casas que revolucionaron al emprendimiento
Por

 Échale a tu casa es un proyecto que  podría ser la solución para que familias de bajos recursos tengan una vivienda dig...