Para que esta vez sí cumplas con tus propósitos de Año Nuevo, aquí algunos consejos para cambiar tus hábitos malos por hábitos buenos.

 

 

 

PUBLICIDAD

Cada que inicia un año nuevo escuchamos por todos lados que los propósitos, que las metas de este año, en fin, todos queremos mejorar nuestra calidad de vida y ¿qué mejor momento que empezar ahora con un año nuevecito?

Es un gran momento para empezar. Y tú, ¿ya tienes propósitos? ¿O alguna idea de cómo empezar a cumplirlos?

Esta vez, quiero platicar de cómo es mejor, según varios estudios, llevar a cabo estos propósitos y que finalmente, sí hagan un impacto positivo en tu vida, y más importante, sean duraderos. Los propósitos que más frecuentemente escuchamos, son: bajar de peso, meterse al gym, dejar de fumar, comer más saludablemente, no enojarse tan seguido, cambiar de trabajo…

Y ¿cómo le puede uno hacer para sí cumplirlos y que no se acabe el propósito por ahí de marzo?

Bueno, según estudios que se han hecho del comportamiento de las personas en cuanto a hábitos, se define que un hábito es una conducta que tendemos a repetir muy frecuentemente y a veces la realizamos de manera automática.

Así que para cambiarlos, tenemos que darnos cuenta de cuáles son estos comportamientos.

Si ya decidiste, por ejemplo, que vas a dejar el cigarro, lo que hay que hacer es:

DECIDIR: ¿Vas a dejar de fumar o vas a dejar el cigarro que te fumas en la noche? Una vez que hayas decidido exactamente el comportamiento que quieres cambiar, ya vas un paso adelante.

PONTE UNA FECHA: ¿Para cuándo pretendes haber bajado esos 5 kilos? Hay que ponerse fechas específicas, y que signifiquen algo para ti, por ejemplo: para el día de tu cumpleaños, para el día de tu aniversario de bodas, y apúntalas en tu agenda o tu calendario. Esto hará que diariamente recuerdes que estás trabajando por algo. Procura no ponerte una fecha irreal, o sea, no mañana y tampoco que sea muy lejana, porque o te presionarás demasiado o puedes olvidar tu meta.

APUNTA TUS METAS: Esta estrategia resulta ser muy efectiva y además te hace consciente de lo que haces diario. Se trata de apuntar en un diario o agenda, todos los días, lo que lograste de cambio. Por ejemplo, si tu meta es cambiar de trabajo: anotar diariamente cuántos currículums mandaste o a quién llamaste para ese fin, te ayudará a lograrlo más rápido.

PLANEA LOS MOMENTOS CLAVE: Esto es importante si lo que estás tratando de hacer es modificar un hábito nocivo (que normalmente es lo que queremos cambiar). Por ejemplo, ¿qué vas a hacer si tu compañero de trabajo te trata mal? ¿Cómo vas a reaccionar? Tal vez, antes te salías a fumar o te comías un pastelito. Si tu meta es cambiar esto, ponte a pensar esas situaciones que te hacen perder un poco el control y planea una estrategia para cambiarlo.

HAZ DEL CAMBIO TU RUTINA DIARIA: Te facilitará todo. Si tu meta es hacer ejercicio, hazlo parte de tu día, como el baño. Que te acostumbres a que sea parte de tu rutina diaria. Si el tema es desayunar diario, hazlo siempre al mismo tiempo que estás leyendo el periódico, para que forme parte de tus actividades de todos los días. De esta manera, será mucho más fácil el cambio y no lo sentirás como una obligación.

DATE TIEMPO: Se dice que una conducta tarda en hacerse hábito aproximadamente 21 días. Pero se trata de que sea una conducta diaria. Porque, ¿cuánto tiempo llevas sin hacer ejercicio? O ¿cuántos años llevas fumando? Date tiempo de cambiar, se trata de ser perseverante. Y no regañarte.

Espero que estos tips te funcionen para alcanzar tus metas de este año que empieza y ¡que sea un gran año!

 

 

Contacto:

Twitter: @marsimar

Email: [email protected]

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

6 claves de oro para los Reyes Magos en 2014
Por

Las mejores sonrisas no dependen necesariamente de los regalos más costosos. Por eso, te presentamos algunos tips que pu...