La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) aplaudió la autorización otorgada por la Secretaria de Agricultura en la que exhorta a la agroindustria de la cebada a continuar con sus operaciones, reconociéndolas como esenciales en la emergencia sanitaria.

“Con la autorización otorgada se verán beneficiados los cebaderos (trabajadores del agrocultivo de la cebada), miles de pequeños comerciantes y todos los trabajadores que participan de la cadena de valor de la Industria de la Cerveza”, señaló en un documento.

Lee también: Pide gobierno a cerveceras no frenar su producción

La ANPEC detalló que con esta acción se verán beneficiados los consumidores mexicanos, al ver garantizado el abasto de este producto durante la cuarentena, volviendo este reto más llevadero. Sin duda, con esto ganamos todos, es una medida de ganar-ganar que viene a coadyuvar el combate al Covid-19.

El gobierno federal invitó a la industria cervecera a continuar con sus actividades de producción y distribución, tomando en cuenta las medidas emitidas por la emergencia sanitaria ante la pandemia de COVID-19.

En una carta enviada a la Cámara de la Industria de la Cerveza y de la Malta, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), exhortó a que en la operación de la agroindustria de la cebada se considere establecer planes que garanticen la continuidad de operaciones para el cumplimiento de sus funciones esenciales, pero respetando las medidas sanitarias para prevenir contagios de coronavirus.

Por su parte Santiago José Argüello Campos, director General de Fomento a la Agricultura señaló algunos puntos relevantes para que la producción de cerveza por parte de los agricultores siga en pie.

1. Como cada año, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural facilita el proceso de contratación comercial, sin subsidios, de la cebada maltera y forrajera producida en 17 entidades federativas de la República Mexicana; esto representa un volumen aproximado de más de 400 mil toneladas y un valor anual de la cosecha de casi dos mil millones de pesos, lo que beneficia a más de cinco mil familias productoras y permite la generación de más de 55 mil empleos directos y más de 580 mil empleos indirectos.

2. La emergencia sanitaria del COVID-19 se da en medio del proceso importante de acopio de la cosecha de cebada del Ciclo Otoño Invierno 2019-20 y en medio de las negociaciones de la contratación y siembra del ciclo Primavera Verano 2020. Ante la imperante necesidad por parte de los productores de tener certidumbre en el cultivo que sembraran y el precio de su cosecha, se acordó en conjunto con ellos y las empresas cerveceras no parar las negociaciones ni el acopio de esta importante agroindustria, aunque sí reducir al máximo posible las actividades operativas en apego a las recomendaciones del Consejo de Salubridad General ante la emergencia sanitaria.

3. Esto permitirá en toda la cadena de valor no sólo apegarse a las medidas sanitarias emitidas por el Consejo de Salubridad General de cuidar a las poblaciones más vulnerables enviándolas a casa y reducir al mínimo posible la operación primaria y de agroindustria, sino también darle viabilidad económica a las regiones productoras de cebada por dejar contratadas más de 180 mil toneladas de cebada maltera en particular, entre productores y la industria cervecera, con un valor superior a los mil millones de pesos y con esto garantizar el flujo económico en las zonas rurales cebaderas durante la contingencia, así como afrontar de mejor manera las necesidades familiares ante esta coyuntura.

 

Siguientes artículos

cerveza bebidas alcoholicas
Pide gobierno a cerveceras no frenar su producción
Por

El gobierno federal invitó a la industria cervecera a continuar con sus actividades de producción y distribución, tomand...