Por Liz Basañez*

 

El Coronavirus es exponencial, y parece que por aprendizaje vicario (ese que se da por imitación), comprar productos específicos también. Cuando uno ve a otro comprar con pánico, como el Coronavirus, los demás se contagian imitando y comprando lo que ve que los demás compran… de forma desesperada.

Cuando las personas están angustiadas, su inteligencia se obnubila, se entorpece. Si otras personas están acumulando, esto lleva a que imiten esas conductas sin análisis y razonamiento.  Si ellos se los llevan, es porque se necesita y yo no me voy a quedar sin él… sería terrible que no lo tenga cuando lo necesite”.  Y peor aún, cuando este aprendizaje vicario se multiplica (insisto, como el Coronavirus), el ver a todos comprando desborda la “necesidad” de también tener ese producto.

Pero ¿por qué papel de baño ha vuelto tan ansiosa a la gente?

Algunos psicólogos, sobre todo de corte psicoanalista, hablarían de la asociación primaria con la fase anal del ser humano, centrada en los 2-3 años. Esa etapa que describiera Sigmund Freud en la que el niño siente placer y conflicto con su parte anal. 

Ante etapas de crisis el ser humano sufre regresiones, ¿es esta acumulación desesperada una búsqueda de seguridad infantil? 

Somos seres gregarios y sociales, buscamos la aceptación y reconocimiento.

El reconocimiento es uno de los reforzadores más poderosos. Al ignorar a alguien se merma no solo su seguridad con la que se mueve frente a otros, sino su autoestima hacia otras áreas de su vida. Es supervivencia básica en el ser humano, “si los otros no me aceptan, no me apoyarán en momentos de conflictos”. El ser humano busca ser aceptado, en su funcionamiento más primario, busca ser socorrido, si lo necesita. ¿Qué necesita para ser aceptado?, Estar presentable, limpio, no oler inadecuadamente… entre otras cualidades no tan básicas.

Nuevamente, ¿te das cuenta de que es la primera pandemia que vivimos en la época moderna? Es realmente una crisis que, ante el pánico, lleva a las personas a regresiones pueriles.

El pánico del coronavirus solo ha empeorado las cosas. Sabemos exactamente cuándo se acerca la temporada de huracanes o tormentas, y las tiendas [ y Costco] pueden prepararse. Nadie previó la temporada del Coronavirus.

En cuestión de comida, existen muchas opciones. Si no encuentras un producto, pues compras otro. Y si no te gusta el que encuentras, pues te aguantas y te lo comes… cubres la necesidad básica de alimentarte.  Pero con la limpieza básica que nos remonta a la etapa anal, ¿qué tantas opciones existen?

“Las personas que siempre cuidan de su salud son como avaros, que acumulan un tesoro que nunca tienen el espíritu suficiente para disfrutar”  Laurence Sterne

 

Contacto:

Correo[email protected]

Página web: lizbasanez.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Coronavirus
COVID-19 y la moda
Por

COVID-19 es un “cisne negro “inesperado que afecta nuestras vidas y que contribuirá a cambiar nuestros hábitos, además d...