Reuters.- Ninguno de los 43 antibióticos actualmente en desarrollo ni las medicinas aprobadas recientemente son suficientes para combatir la creciente aparición y propagación de resistencia a los antimicrobianos, advirtió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Casi todos los nuevos antibióticos que se lanzaron al mercado en los últimos años son variaciones de clases de medicamentos descubiertos hace décadas, según un reporte de la OMS publicado este jueves, lo que subraya cuán insuficientes pueden ser para enfrentar la resistencia a los antimicrobianos.

La resistencia a los medicamentos (RAM) es impulsada por el uso indebido y excesivo de antibióticos y otros antimicrobianos, lo que lleva a algunas bacterias a evolucionar y convertirse en “superbacterias” para encontrar nuevas formas de vencer a los medicamentos. Estudios anteriores han estimado que la RAM matará a decenas de millones de personas cada año después de 2050.

Lee: El 50% de diabéticos no tiene acceso a la insulina necesaria: OMS

De los 43 antibióticos en desarrollo, la OMS dijo que 26 medicamentos atacan a las 13 “superbacterias” más peligrosas. Pero la agencia de salud agregó que la mayoría de estos antibióticos son derivados de clases existentes, lo que podría resultar en una “rápida aparición de resistencia a los medicamentos”.

El informe mostró que el impacto de la RAM es ahora más severo en los países más pobres y entre los muy ancianos o muy jóvenes, estimando que un 30% de los recién nacidos con sepsis mueren de infecciones bacterianas que son resistentes a los antibióticos de primera línea.

“El fracaso persistente para desarrollar, fabricar y distribuir nuevos antibióticos eficaces está alimentando aún más el impacto de la resistencia a los antimicrobianos y amenaza nuestra capacidad para tratar con éxito las infecciones bacterianas”, afirmó la doctora Hanan Balkhy, subdirectora general de la OMS.

El informe anual de 2020 revela una cartera casi “estática”, dijo la OMS, ya que las agencias reguladoras han aprobado pocos antibióticos en los últimos años y las grandes compañías farmacéuticas están perdiendo interés en el desarrollo de antibióticos, ya que no se consideran rentables.

Farmacéuticas como Novartis, Bristol Myers Squibb y AstraZeneca Plc han abandonado el desarrollo de sus programas de antibióticos en los últimos meses.

Sin embargo, la agencia ha incluido por primera vez una descripción general de métodos no tradicionales para debilitar las bacterias, incluidos los virus que comen bacterias llamados bacteriófagos y las terapias inmunológicas.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Covid-19 es particularmente atraído por grupo sanguíneo A: estudio
Es mayor el riesgo de trombos por Covid-19 que por vacunas: investigadores
Por

Investigadores británicos aseguran que hay de 8 a 10 veces más probabilidad de padecer trombosis cerebral por Covid-19 q...