La dependencia dijo que la apertura de las importaciones está encaminada a generar lo antes posible condiciones de competencia en la venta de combustibles.

 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) puntualizó que  la apertura de las importaciones de gasolinas y diesel no implica modificación alguna al marco fiscal ni al esquema de precios máximos de dichos combustibles.

PUBLICIDAD

En comunicado de prensa, Hacienda aclaró que las modificaciones a la Ley del IEPS aprobadas por el Congreso de la Unión en noviembre pasado establecen que el impuesto a los combustibles automotrices se paga en el momento de su importación o en su primera enajenación.

“La apertura de las importaciones está encaminada a generar lo antes posible condiciones de competencia en la venta de combustibles, en beneficio en última instancia de los consumidores”, destacó.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que las gasolineras del país podrán importar gasolinas y diésel de la compañía que prefieran a partir del 1 de abril de este año, por lo que ya no será en 2017 como estaba planteado. Con este anuncio se adelanta la libre importación de combustibles.

Según la reforma energética, la liberalización completa del mercado de gasolinas hasta 2018.

El precio mínimo de la magna será de 13.16 pesos por litro y un máximo de 13.98 pesos, mientras que para la Premium el precio mínimo es 13.95 pesos y el mínimo 14.81 pesos. El precio mínimo del Diésel es 13.77 pesos y 14.63 el máximo por litro, de acuerdo con la SHCP.

 

Siguientes artículos

Racha ganadora de la mezcla mexicana finaliza; cae 5.24%
Por

La incertidumbre derivada por los acuerdos de producción entre los principales países exportadores de petróleo hizo que...