En la guerra de los asistentes virtuales de voz no hay nada escrito aún. Con la adquisición de Cue, Apple busca darle un plus a Siri a través del manejo de datos y calendarios.

 

 

Por Parmy Olson

PUBLICIDAD

 

Apple parece ir en serio en el desarrollo de la tecnología que impulsa su asistente personal Siri, con la supuesta compra de Cue, una aplicación que es asistente personal para el iPhone que procesa archivos de contactos, e-mails y presenta una agenda diaria. El monto de la adquisición fue de 35 millones de dólares (mdd), según informes de TechCrunch y Apple Insider. El cofundador y CEO de Cue dijo a Forbes en agosto que aunque Cue había trabajado durante los últimos tres años en la creación de su software de organización de datos, es “difícil” diseñar una interfaz que los consumidores puedan comprender y utilizar fácilmente.

Cue ya había recibido más de 4.7 mdd de inversionistas como Sequoia Capital y, más recientemente, Index Ventures. DropBox era uno de los equipos interesados ​​en Cue, según TechCrunch. El CEO de Cue no pudo ser contactado para obtener más información. Los usuarios Premium recibirán un reembolso prorrateado y todos los datos e información personal han sido “eliminados de forma permanente”, dijo.

Con frecuencia Apple no confirma sus adquisiciones y sólo ha dicho que, “Apple compra compañías tecnológicas pequeñas de vez en cuando, y por lo general no revelamos nuestro propósito o planes.”

Para Siri, Apple actualmente usa una combinación de su propio software y la tecnología de reconocimiento de voz de Nuance a través de un acuerdo de licencia valuado por los analistas entre 40 y 60 millones de dólares anuales. A principios de este año se supo que Apple había establecido un centro de investigación en Boston donde su personal estaba trabajando en Siri. No está claro si las intenciones a largo plazo de Apple son finalmente desarrollar Siri sin la tecnología de Nuance, similar a la forma en que ha desarrollado su propia aplicación de mapas para que el iPhone pueda dejar de usar Google Maps como la aplicación de navegación predeterminada.

La compra de Cue sugiere que Apple seguramente quiere diferenciar su oferta de asistente personal a la de otros competidores, especialmente Google Now, una aplicación para teléfonos Android que también es una función clave del nuevo teléfono Moto X. El dispositivo puede ser “despertado” con comandos de voz dirigidos a Google Now, sin necesidad de tocar el dispositivo.

Cue se llamaba Greplin pero cambió su nombre por el de Cue en junio de 2012. El CEO de la compañía y cofundador, Daniel Gross, me dijo en agosto que había una serie de desafíos en los datos de polinización cruzada entre diferentes fuentes, tales como calendarios y correo electrónico, y aplicaciones como Evernote y LinkedIn. Gross dijo más recientemente que había estado trabajando durante los últimos tres años con 14 ingenieros en el desarrollo de software que podría seguramente hacer referencias cruzadas y presentar datos personales en un teléfono inteligente.

Irónicamente, también se mostró escéptico de convertirse en un proveedor de marca blanca (incorporar de forma anónima sus servicios en otra marca), por lo que otras empresas de tecnología podrían utilizar software de Cue bajo sus propias marcas.

“La gente se pregunta ¿por qué no incorporamos lo que hacemos a una marca blanca y dejamos a alguien a resolver el problema de interfaz”, dijo. “Mi opinión es que el objetivo y la misión de la compañía es ser una marca que viva y respire todos los días y que en algún momento sea amada y la encuentren útil.” Tal vez esa opinión estaba condenada a cambiar cuando Apple tocara a la puerta.

 

Siguientes artículos

Estar cómodos para ser más eficientes
Por

La incomodidad paraliza a los individuos hasta que los asfixia y torna autómatas. Su contraparte ‑la comodidad‑ los ayud...