Apple tendrá que pagar hasta 13,000 millones de euros (unos 14.500 millones de dólares) más intereses, en concepto de impuestos atrasados no abonados, luego de que la Comisión Europea determinó que la firma estadounidense recibió durante 11 años exenciones fiscales ilegales del gobierno de Irlanda por ese valor.

Esto como el más reciente esfuerzo, y el más cuantioso, de la Comisión Europea para que las empresas multinacionales paguen los impuestos que le corresponden en la región, como parte del combate a la evasión fiscal.

El organismo ejecutivo explicó que Apple consiguió pagar un tipo efectivo del impuesto sobre sociedades del 1% sobre los beneficios generados en Europa en 2003 y que se redujo hasta el 0.005% en 2014, de acuerdo con la investigación que duró tres años.

Según la última tasa impositiva, por cada millón de euros de beneficio, Apple pagó solo 50 euros de impuestos, explicó Margrethe Vestager, la responsable de la política de Competencia de la CE, a los medios de comunicación.

PUBLICIDAD

Lee también: Apple presentará su nuevo iPhone el 7 de septiembre

“Los Estados miembros no pueden otorgar ventajas fiscales de forma selectiva a determinadas empresas, puesto que esa medida es ilegal en virtud de las normas sobre ayudas estatales de la UE. La investigación de la Comisión ha permitido concluir que Irlanda concedió a Apple ventajas fiscales ilegales que le permitieron pagar, a lo largo de varios años, un importe en concepto de impuestos considerablemente inferior al de otras empresas”, explicó.

Así, Bruselas exigió a Irlanda que recupere un total de 13,000 millones de euros más intereses, que corresponden al periodo comprendido entre 2003 y 2014. Por consiguiente, el gobierno irlandés deberá solicitar a Apple el pago por ese concepto.

Por su parte, Apple indicó en un comunicado que paga sus impuestos en cualquier lugar donde opera y consideró que la CE “ignora” la legislación fiscal de Irlanda, al mismo tiempo que advirtió del “profundo” efecto que la medida tendrá en la inversión en Europa.

“Vamos a apelar y confiamos en que la decisión será revocada”, señaló la empresa.

Te puede interesar: El mundo espera un auto, pero Apple patenta un tanque

A su vez, el ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, señaló que su gobierno también se inconformará por el dictamen, ya que ” es necesario para defender la integridad de nuestro sistema fiscal, aportar certeza fiscal a los negocios y desafiar la usurpación de las reglas de ayuda comunitarias en la competencia fiscal de un estado miembro soberano”.

Esto con la intención de mandar un mensaje de que Irlanda es un lugar atractivo y estable para la inversión de largo plazo, indicó.

 

Siguientes artículos

La diferencia entre crisis y volatilidad en el sector de Fibras
Por

Gonzalo Robina señaló que actualmente se vive en una época de inestabilidad, que no de crisis, por lo que anticipó que l...