Tim Cook podría sacar la cartera para comprar a una o varias de esas compañías y aún le quedaría dinero para gastar, afirma el analista de FBR Dan Ives.

 

Por Steve Schaefer

PUBLICIDAD

El iPhone ha sido la mayor fuente de dinero de Apple por años, lo que equivale a una bendición y una maldición para su CEO, Tim Cook. Alternativamente elogiado por lograr que el smartphone siga haciendo ruido en las cajas registradoras y ridiculizado por no lanzar nuevos dispositivos con éxitos similares, vale la pena preguntar si Cook podría aumentar los esfuerzos de desarrollo de productos de la compañía con sede en Cupertino, California, con una adquisición ostentosa o dos.

El analista de FBR Dan Ives sugiere eso en una nota a sus clientes. “Creemos que la bola de cristal de Cook está enfocada en la construcción nuevas fronteras de crecimiento con nueva tecnología o productos para la próxima década”, lo que sugiere que el iPhone 7 probablemente no será todo lo que la compañía esté cocinando.

Algunos esfuerzos sin duda vendrán de dentro de la compañía, como el programa automotriz de Apple, pero Ives piensa que el tiempo puede ser propicio para que Cook use parte de los 200,000 mdd en reservas de efectivo de la compañía para hacer una gran compra, y destaca cuatro posibles objetivos: Adobe Systems, Box, GoPro y Tesla Motors.

La poderosa marca Apple no tiene igual entre los productos de consumo, pero es mucho menos significativa en el segmento empresarial. Los esfuerzos para cambiar ese aspecto, como el lanzamiento de la iPad Pro y su alianza con IBM, podrían recibir un gran apoyo con una adquisición como Adobe –un desarrollador de software importante en las industrias creativas– o Box, la plataforma de almacenamiento en la nube que salió a bolsa a principios de este año y que podría ampliar el iCloud de Apple más allá del mercado de consumo, según Ives.

GoPro podría ser un complemento más natural para la actual línea de productos de Apple. Sus acciones han recibido un duro golpe desde su salida a bolsa en 2014, y sus cámaras de acción podrían ser fácilmente vendidas a través de las tiendas de Apple. GoPro también podría darle acceso a áreas como drones y realidad virtual, un tema que en el que ya han mostrado gran interés competidores de Apple como Google, Amazon.com y Facebook, además de brindarle contenido.

Una idea más audaz, dice Ives, es una toma de control de Tesla, de Elon Musk. Las ambiciones no tan secretas de Apple de entrar en el negocio automotriz han crecido y la “adquisición de tecnología avanzada de baterías de Tesla aceleraría enormemente la entrada de Apple en el ámbito automotriz de próxima generación”. Un acuerdo así no sólo aumentaría la velocidad del proceso de I+D de Apple, también reclutaría a Musk, visto ampliamente como un visionario de la tecnología en una escala similar a la del fallecido Steve Jobs.

La compra de Tesla ciertamente no sería barata, su capitalización de mercado de casi 30,000 mdd es más que la mitad de la de General Motors a pesar de vender sólo una fracción de vehículos, pero Cook tiene es una cuenta bancaria casi inagotable gracias a la enormes ganancias generadas por las ventas globales del iPhone. De hecho, Apple probablemente podría comprar las cuatro empresas mencionadas en la nota de FBR y aún le quedaría dinero para gastar.

La lista de potenciales objetivos de compra de Apple llega en medio de una gran oleada de acuerdos corporativos que Apple ha observado desde la barrera, como es su costumbre. Cualquiera de las ofertas sugeridas probablemente serían más grandes que la compra de Beats, de 3,000 mdd en 2014, la mayor adquisición de Apple hasta la fecha y algo sin antecedentes en la estrategia habitual de adquisiciones de empresas o tecnologías. Incluso ese acuerdo fue un cero a la izquierda comparado con transacciones como la compra de WhatsApp por parte de Facebook, un acuerdo de 19,000 mdd.

Aunque la propuesta de Ives es perfectamente razonable considerando las reservas de efectivo de Apple que le permitirían volver más agresiva su estrategia de adquisiciones, incluso él admite que un acuerdo está lejos de ser cierto (y la compra de Tesla es “un sueño”). Los llamados a Cook para usar parte de su poder de fuego financiero en ofertas han sido una constante desde que sucedió a Jobs, y hasta ahora él ha desviado hábilmente cualquier crítica dirigiendo miles de millones a los accionistas y generando una rentabilidad total de 132%.

Así que incluso si el frenesí de compras y adquisiciones continúa, apostar por que Apple entrará en él con todo es una apuesta contra la historia.

 

Siguientes artículos

Productividad suma dos trimestres a la baja: Inegi
Por

El Índice de Productividad Laboral en el sector de las manufacturas reportó una caída de 0.9% en el tercer trimestre de...