Por Susan Adams

En un evento de una hora realizado en un auditorio público de una escuela secundaria de Chicago la semana pasada, Apple dijo que introduciría dispositivos e iniciativas de menor precio para recuperar participación de mercado en las escuelas de Estados Unidos.

La compañía ofrecerá un nuevo iPad de 9.7 pulgadas que será compatible con Apple Pencil, que anteriormente sólo funcionaba en el iPad Pro de mayor precio. El año pasado, Apple bajó el precio que cobra a las escuelas por la tableta de bajo costo a 299 dólares, una reducción de 30 dólares del precio al consumidor. Apple también anunció que Logitech, una compañía suiza que fabrica accesorios para computadora, presentará un stylus de 49 dólares que puede sustituir al Pencil de 99 dólares de Apple.

Desde 2012, Apple ha perdido control sobre el mercado de hardware educativo para estudiantes desde el jardín de infantes hasta preparatoria. Según un informe de Futuresource Consulting del Reino Unido, que vende sus estudios de investigación de mercado a Apple y otras empresas de tecnología, en 2012 Apple vendió el 52% de todos los productos de informática móvil a escuelas K-12 en los Estados Unidos. Pero el año pasado Apple solo tenía 15 % de ese mercado. Los Chromebook fabricados por Samsung, Acer y otros fabricantes son ahora los jugadores dominantes, con un 58% del mercado el año pasado. Las máquinas de Windows quedaron en segundo lugar al 22%.

PUBLICIDAD

Futuresource no divide el valor del mercado de hardware educativo K-12, pero su investigación muestra que el gasto escolar en todos los productos de tecnología de la información, incluidos hardware, software, servicios de tecnología de la información y evaluaciones ascendió a 18,000 mdd en 2017.

Lee también: Apple quiere conquistar el salón de clases con su nuevo iPad

¿Por qué la popularidad de Apple ha disminuido tanto? Cuatro razones: sus dispositivos cuestan más del doble que los de la competencia, sus baterías no duraron tanto, los iPads carecen de los teclados vistos por los profesores como esenciales para la escritura, y el entorno informático de Apple no vive principalmente en la nube. Por el contrario, los estudiantes que trabajan en Chromebooks basados en la nube pueden usar cualquier máquina para acceder a su trabajo y los administradores pueden implementar fácilmente cambios en todo el sistema desde un panel en una sola computadora. Y los Chromebook se venden por tan solo 149 dólares.

En el evento de Chicago, Apple anunció varias nuevas aplicaciones de educación. Está introduciendo una herramienta llamada Schoolwork, que permitirá a los docentes dar folletos digitales a los estudiantes, incluyendo notas, archivos PDF y enlaces a sitios web. Uno de los puntos de venta de Schoolwork es la privacidad. Solo los maestros podrán ver los datos de los estudiantes. Pero Google también promete privacidad para la información del estudiante y no está claro si el sistema de Apple es más seguro. El trabajo escolar se iniciará en junio. Apple también está actualizando su aplicación de procesamiento de textos Pages, que permitirá a profesores y estudiantes hacer libros juntos utilizando notas escritas a mano, fotos, videos y dibujos utilizando plantillas prefabricadas.

El vicepresidente de mercadotecnia de Apple, Greg Joswiak, dijo que Apple presentaría una herramienta llamada Smart Annotation, que permitirá a los docentes marcar los trabajos mientras los estudiantes toman notas. La herramienta es un desafío directo para Google, cuyo popular Google Docs permite la colaboración entre profesores y estudiantes en tiempo real.

Hace apenas cinco años, Apple parecía estar a punto de dominar las aulas estadounidenses, donde podría enganchar a los jóvenes en sus productos. En 2013, realizó un acuerdo de 1,300 mdd con el segundo distrito escolar más grande de la nación, Los Angeles Unified, para vender casi 700,000 iPads cargados con el plan de estudios producido por el editor de libros de texto Pearson. Los iPads cuestan 768 dólares cada uno.

Pero el trato salió mal después de que el distrito acusó a Pearson de proporcionar un producto defectuoso plagado de problemas técnicos (Pearson ha defendido el producto). Los maestros recibieron poca capacitación sobre cómo usar los dispositivos. LAUSD terminó matando el programa y exigiendo reembolsos. En dos asentamientos, el distrito recuperó 6.4 mdd de Pearson y 4.2 mdd de Apple.

Google y Microsoft no tuvieron esos problemas.

¿Qué posibilidades tiene Apple de volver a dominar en el mercado educativo de EU? “El iPad es este hermoso dispositivo que ha tenido muchos problemas en las escuelas”, dice Rob Waldron, CEO de Curriculum Associates, una empresa de software educativo con sede en Boston cuyos productos en línea atienden al 15% de los estudiantes de K-8 en las escuelas públicas de EU. “Luego apareció Chromebook y resolvió muchos problemas a bajo precio y a la gente realmente le gusta. ¿Qué los haría querer cambiar? “

 

Siguientes artículos

¿Qué considerar o no en el protocolo familiar?
Por

El protocolo debe esbozar la política de relacionamiento con los no familiares y puntualizar si éstos pueden integrarse...