La red social ha reintegrado una función de revisión de privacidad en su menú; esperemos que más compañías que manejan nuestra información sensible sigan su ejemplo.

 

Por Kashmir Hill

 

PUBLICIDAD

El gran dinosaurio azul de la privacidad de Facebook está de vuelta y está aquí para quedarse. Durante las próximas dos semanas, Privasaurus Rex* pedirá a los usuarios de Facebook que ingresen a su cuenta desde una computadora, que hagan una “revisión de privacidad” para saber cuán expuesta se encuentra su información y cambiar su configuración si están compartiendo en exceso. La revisión no es demasiado intrusiva. Privasaurus Rex sólo hará una evaluación rápida de 1.3 millones de usuarios de Facebook.

Él realizará tres rápidas comprobaciones: Las personas que pueden ver tus actualizaciones de estado, que pueden ver lo que estás haciendo en diversas aplicaciones, y quién puede acceder a la información de su perfil, como tu fecha de nacimiento, trabajo, educación y ciudad natal.

2

Rex no te pide que revises quién puede ver las fotos que subiste de esa fiesta ni la cantidad de información que algunas aplicaciones pueden obtener de tu perfil de Facebook, pero proporciona algunos enlaces a sitios donde puedes revisarlos. Rexie no desaparecerá por completo después de dos semanas. Él y su revisión estarán en el menú desplegable de “Accesos directos de privacidad”.

El gerente de producto de privacidad de Facebook, Paddy Underwood, dice que en un programa piloto con un “pequeño número” de usuarios de Facebook, 75% de las personas que iniciaron la revisión, lo terminó, y 76% dijo que era útil. Él dice que la intención es hacerlo sencillo con la esperanza de mantener la atención del público, pero que podría cambiar y hacerse más robusto en respuesta a la retroalimentación de los usuarios. Dependiendo de cómo sea recibido, Facebook podría hacer de la revisión de privacidad algo anual. “Queremos asegurarnos de que las personas están compartiendo con quién quieren”, dijo Underwood. En cuanto a la elección de Facebook de una criatura extinta para representar a la privacidad, un tema muy trillado, Facebook dice que el icono tiene más éxito cuando se le comparó con un aburrido candado.

Mientras que la revisión de Privasaurus Rex es una débil opinión de cuánta de tu información está fluyendo fuera de Facebook, es un paso extinguido en la dirección correcta. Otras compañías de tecnología deberían seguir su ejemplo, re-informarnos sobre nuestras opciones de privacidad y preguntarnos si nos sentimos cómodos con cómo nuestros datos están siendo recogidos, almacenados y compartidos. Preguntar, principlamente, “¿Estás seguro de que esto es lo que quieres que pase?” Un buen comienzo sería la empresa que supongo que está obligando a que Facebook recurra al Privasaurus Rex: Apple. Estoy seguro de que las celebridades expuestas por el reciente hackeo de sus cuentas de iCloud habrían apreciado una “revisión” de Apple recordándoles que sus fotos quedan respaldadas en iCloud, que su información de ubicación se incluye por defecto en los metadatos de sus fotos, y el estatus de su autenticación de dos pasos. La ubicación en los metadatos, por ejemplo, puede revelar donde estabas cuando te tomaste una foto desnuda, si tal cosa fuera a filtrarse algún día. Un iCheck-up podría incluir opciones para realizar cambios en los ajustes.

dedainasor

Google por su parte podría tener una revisión de privacidad para sus usuarios, recordándoles qué dispositivos y aplicaciones tienen acceso a sus cuentas de Google, las ubicaciones de las direcciones IP que han ingresado a su Gmail recientemente y si hay cuentas adicionales vinculadas a tu Gmail principal. La última en ser víctima de la falta de revisión fue Scarlett Johansson, en 2011; una vez que un hacker ingresó en su cuenta, hizo que todos los correos de la actriz le fueran reenviados al configurar la opción de CCO.

A medida que ponemos más y más información sensible en manos de las empresas de tecnología, necesitamos que sea más fácil para nosotros protegernos. Una forma sería con revisiones, y solicitudes para que revisemos nuestras configuraciones. En este momento es difícil. Incluso si tienen una sección de “privacidad” en la configuración, como hace Apple en iDevices, no siempre es intuitiva. Por ejemplo, para apagar los metadatos de ubicación en las fotografías –que Apple utiliza para ayudar a organizar tus iPhotos de acuerdo con un mapa de donde las tomaste— tienes que ir a Configuración, luego de Privacidad, Servicios de Ubicación, y luego cambiar el interruptor a “off” para la cámara. Eso no es intuitivo y lo más probable es que la gran mayoría de sus usuarios sólo sabrían cómo hacerlo tras leer un tutorial sobre “Cómo hacer tu iPhone más privado”.

Nosotros, los periodistas de tecnología hemos acumulado muchos, muchos clics con artículos que informan a la gente cómo revisar y cambiar su configuración de privacidad. Es evidente que hay un interés del público en el control de la creciente cantidad de información digital recibida por nuestro amor a todas las cosas tecnológicas. La revisión de privacidad de Facebook puede sonar tonto, pero es una práctica que espero que se extienda a otras empresas de tecnología.

*No es su nombre oficial.

 

Siguientes artículos

Todo es increíble: Lego ya es el mayor fabricante de juguetes del mundo
Por

Lo sentimos, Barbie, la empresa danesa superó a Mattel gracias al impulso que le dio La Lego Película.   Por Brian...