Después de una inesperada reunión, Arabia Saudita, Rusia, Venezuela y Qatar acordaron hace una semana congelar la producción a niveles de enero.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El ministro de Petróleo saudita, Ali Al-Naimi, expresó el martes su confianza en que más países apoyarán un pacto para congelar la producción a los niveles existentes en conversaciones previstas para marzo, pero descartó un recorte del bombeo de crudo de grandes productores en el corto plazo.

En un discurso en la conferencia de IHS CERAWeek en Houston, Naimi dijo a ejecutivos de empresas de energía que el creciente apoyo al congelamiento y una demanda más fuerte deberían aliviar con el tiempo una excesiva oferta global que ha llevado a los precios del petróleo a su menor nivel en más de una década.

“Un congelamiento es el inicio de un proceso. Si pudiéramos lograr que todos los grandes productores acordaran no agregar barreras adicionales, entonces este alto inventario que tenemos actualmente probablemente disminuirá a su debido tiempo”, dijo Naimi, posiblemente la autoridad petrolera más poderosa del mundo.

Pero enfatizó en que los mercados no deberían ver este incipiente acuerdo como un preludio de recortes a la producción, al afirmar que no había suficiente confianza para alcanzar un acuerdo de ese tipo.

“Eso no va a suceder porque no muchos países van a aceptarlo”, dijo Naimi durante una sesión de preguntas y respuestas después de su discurso, en el que volvió a afirmar la lógica detrás de la decisión de Arabia Saudita de mantener la producción frente al desplome de los precios.

“Incluso aunque digan que recortarán la producción, no lo harán. No tiene sentido perder nuestro tiempo buscando recortes de producción. Éstos no ocurrirán”, agregó.

Los operadores han sido escépticos acerca de que un congelamiento de la producción cerca de niveles récord pueda hacer mucho por apoyar al mercado. Los precios del petróleo cayeron cerca de un 4% tras los comentarios de Naimi.

Después de una inesperada reunión, Arabia Saudita, Rusia, Venezuela y Qatar acordaron hace una semana congelar la producción a niveles de enero y Naimi dijo que probablemente la medida reciba el apoyo de más países.

“Esperamos que en algún momento de marzo haya otra reunión y probablemente logremos más acuerdos sobre el congelamiento”, dijo el ministro.

El veterano funcionario petrolero no se refirió específicamente a Irán, el principal obstáculo para que se concrete un pacto global al haber optado por elevar su producción tras la eliminación de las sanciones internacionales.

Aunque el discurso marca sus comentarios públicos más extensos en meses, Naimi ofreció poca información sobre la condición de los mercados petroleros o la evolución de la creación de políticas en Arabia Saudita, el mayor exportador mundial.

En cambio, buscó hacer las paces con una industria que ha tenido problemas para aceptar decisión de Riad y de la OPEP de finales del 2014 de no reducir la producción para impulsar los precios, como se había hecho por décadas. Los precios del crudo han caído 70% desde mediados del 2014 ante el exceso de oferta.

“”No hemos declarado la guerra al esquisto o a ningún país o empresa determinada, contrario a todos los rumores”, afirmó Naimi.

 

Siguientes artículos

¿Qué necesita México para ser el próximo Silicon Valley?
Por

Los negocios enfocados en hacer avanzar el entorno tecnológico han ganado terreno, sin embargo, antes de que este país p...