El arancel de 25% que Estados Unidos considera aplicar a vehículos y autopartes importadas sería negativo para la industria automotriz mundial, incluida la mexicana, de acuerdo con Moody’s Investors Service.

La calificadora internacional de riesgo crediticio expuso que estos aranceles serían negativos para prácticamente todos los segmentos de la industria automotriz en el mundo, como fabricantes, proveedores de autopartes, distribuidores y compañías de transporte.

Lee también Inseguridad impulsa producción de blindaje automotriz en México

En un reporte señaló que las plantas establecidas en México saldrían muy afectadas; los aranceles también afectarían la economía nacional en general, pues la industria automotriz representó 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

PUBLICIDAD

Consideró que en Estados Unidos los aranceles afectarían a empresas como Ford y GM, ya que ambas importan un número importante de vehículos de Canadá y México, con lo cual los principales fabricantes de autopartes enfrentarían dificultades para cambiar su cadena de abastecimiento.

La agencia evaluadora apuntó que los fabricantes europeos que no tienen plantas en Estados Unidos, como son Jaguar Land Rover, experimentarían dificultades desproporcionadas.

En Japón, agregó, Toyota y Nissan exportan una parte importante de los automóviles fabricados localmente hacia Estados Unidos y necesitarían ajustar su producción de manera considerable.

En el caso de Corea, las compañías fabricantes de automóviles Hyundai y Kia están aumentando su producción en Estados Unidos, pero no es suficiente para neutralizar totalmente los potenciales efectos negativos de los aranceles.

Moody’s afirmó que en China, los fabricantes saldrían extensamente ilesos, debido a que sus exportaciones a Estados Unidos son mínimas.

 

Siguientes artículos

Harley-Davidson muda al extranjero parte de su producción de EU
Por

El aumento de aranceles de la Unión Europea a sus motocicletas exportadas desde Estados Unidos fue de 6% al 31%, lo que...