La firma gasolinera Arco respondió al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tras revelar que  vende gasolina cara a consumidores mexicanos.

“Además del precio del petróleo crudo, existen impuestos federales, que pueden tener un tratamiento regional diferenciado en la frontera norte; costos de refinación; los costos de transporte de petróleo crudo y productos refinados a sus destinos a través de ductos, auto-tanques, embarcaciones marítimas o trenes; el costo del aditivo detergente (…) así como la competencia entre todos los minoristas”, detalló la marca estadounidense en un comunicado.

Esta declaración aparece después que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señaló a Arco como la segunda compañía con los precios de gasolina regular más altos del país, durante la conferencia matutina del mandatario mexicano.

Del 2 al 8 de mayo, la marca estadounidense registró el segundo precio más caro del país con 20.17 pesos por cada litro de gasolina regular, solo detrás de Chevron.

El titular de Profeco, Ricardo Sheffield, detalló que Arco gana 2.55 pesos por cada litro.

La filial de Marathon Petroleum recordó que sus gasolineras representan solo 1% del número total de gasolineras del país.

Arco destacó que ha invertido en proyectos de almacenamiento por más de 300 millones de dólares que pretenden reducirlos costos en la cadena de suministro y buscan contribuir a los objetivos de seguridad energética al incrementar los días de inventario en la región.

Marathon Petroleum es una empresa con 16 refinerías y una capacidad de producción de más de 3 millones de barriles diarios, y aproximadamente 12,000 gasolineras en Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Mazapán en mano, De la Rosa va a la conquista de Centroamérica
Por

La confitera, que tiene capacidad para producir 10 millones de mazapanes diarios, está trabajando en productos con menos...