EFE.- Argentina y México manifestaron este martes su preocupación por la “detención de figuras políticas de la oposición” en Nicaragua pero se mostraron en contra de intervenir en asuntos internos de ese país, lo que los llevó a no apoyar una resolución debatida hoy en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

“No estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia”, señalaron los gobiernos argentino y mexicano en un comunicado conjunto emitido por la cancillería argentina.

Ambos países manifestaron también su desacuerdo con la “pretensión” de “imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”.

“En este contexto, no nos fue posible acompañar el proyecto de resolución puesto a consideración hoy en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, sentencia.

RESOLUCIÓN DE LA OEA

El Consejo Permanente de la OEA abordó este martes en una sesión extraordinaria la situación en Nicaragua, después de que el secretario general del organismo, Luis Almagro, instase a aplicar la Carta Democrática Interamericana por la represión a la oposición.

Con 26 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones, el organismo aprobó la resolución “La Situación en Nicaragua”, que, entre otros puntos, condena “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes” y solicita “la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”.

Según el comunicado de Argentina y México, “es perentorio que la OEA retome el espíritu constructivo de su Carta”. “Agradecemos el esfuerzo negociador de algunos Estados miembros y hacemos un nuevo llamado a restablecer el diálogo interamericano”, señalaron ambos países, que expresaron su “disposición plena para colaborar constructivamente”, convencidos de que esta situación “será superada por las y los propios nicaragüenses”.

“Resguardando la convivencia pacífica, la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto de todos los derechos humanos”, agrega.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

ARGENTINA Y MÉXICO, PREOCUPADOS POR LA DETENCIÓN DE OPOSITORES

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y de Alberto Fernández se mostraron “comprometidos con el respeto y la promoción de los derechos humanos desde una concepción integral dentro de la cual están contenidos los derechos civiles, políticos y electorales”, además del “inalienable valor de la igualdad y los derechos económicos y sociales”.

Es así que manifestaron su “preocupación por los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua”.

“Especialmente, por la detención de figuras políticas de la oposición, cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral nicaragüense reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados. Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta”, agregaron.

Este lunes, el Gobierno del sandinista Daniel Ortega defendió los arrestos de varios dirigentes opositores, incluido el de cuatro aspirantes a la Presidencia y dos históricos exguerrilleros, y exigió la “no injerencia de cualquier Gobierno extranjero” en sus asuntos internos, a solo cinco meses de los comicios en los que Ortega, en el poder desde el 2007, busca una nueva reelección. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Trump dice que caso penal contra él es una cacería de brujas demócrata
Departamento de Justicia rechazó intento de Trump de anular elecciones
Por

Documentos proporcionan una nueva visión de las acciones de Trump al tratar de conseguir que el departamento actuara sob...