Carmen Aristegui podría seguir el camino de la columnista Arianna Huffington y crear algo como Huffington Post, o seguir buscando ganar una batalla que luce pírrica por un espacio en radio.

 

Dos historias, un mismo objetivo:

Primera. El futbol americano es el deporte más popular de EU. Rebasa género, edad y raza. Los partidos de la NFL son cada vez más vistos, y sus contratos publicitarios firman por millones de dólares. Sin embargo, esta semana el diario The Wall Street Journal anunció que un partido de cadena nacional (nocturnos) de la próxima temporada se trasmitirá sólo por internet. La apuesta de la National Football League parece clara: internet es el futuro.

PUBLICIDAD

Segunda. En 1976, un grupo de periodistas encabezados por Julio Scherer, Miguel Ángel Granados Chapa, Vicente Leñero, Carlos Marín, entre otros, salen del periódico Excélsior por presiones del presidente Luis Echeverría. Meses después fundan Proceso. Pieza clave para la democracia y libertad de expresión en México. En aquel momento, para conseguir recursos pusieron a la venta acciones por 500 pesos. El resultado fue un éxito.

Pese a ser tan diferentes, hay un común denominador en las dos historias: comparten el principio de la innovación para crear un negocio diferente; el primero, a través de un nuevo modelo; el segundo, como una reacción ante una polémica acción. Es ahí donde se encuentra Carmen Aristegui, ante la oportunidad de apalancarse de internet y crear un parteaguas en la historia de los medios.

 

El salto a lo digital

Las razones por las cuales Carmen Aristegui debería vivir sólo en internet son 6:

1. Internet es omnipresente
Netflix entendió que el usuario ve series y películas cuando él quisiere, no cuando el medio los programa. Ésta es una de las grandes ventajas de internet sobre cualquier otro medio tradicional.

2. Hemeroteca digital
Wikileaks es un ejemplo de periodismo ciudadano. Combina filtraciones con amplios documentos de libre consulta para los ciudadanos. Quien quiere, entra y los ve. No hay una restricción de horario o región. Puede ser en audio, en video, en texto, en ilustración.

3. Internet seguirá creciendo
Aunque en 2015 México tienen alrededor de 60 millones de ciudadanos con acceso a internet, este número deberá crecer en los próximos años. Incluso, es uno de los objetivos de la más reciente reforma de telecomunicaciones.

4. Crece la inversión publicitaria en internet
Aunque la inversión publicitaria en internet está lejos de lo que se invierte en EU (24.8%), Gran Bretaña (44.3%) e, incluso, España (19.4%), este número irá creciendo durante los próximos años, mordiéndole terreno a TV, radio y prensa en papel. Incluso, es mayor la inversión publicitaria en internet que en periódicos y revistas.

 

cuadro1_inversion_internetOK5. Jóvenes y redes sociales
Alrededor de 60% de los usuarios de internet son menores de 34 años, los cuales, en su mayoría, usan redes sociales, según datos de la Asociación Mexicana de Internet.

Y en esto, Carmen y su portal Aristegui Noticias están muy bien posicionadas. Por ejemplo, en Twitter, Aristegui Noticias tiene 3.65 millones de seguidores, mientras medios como Reforma y El Universal suman 1.22 y 2.87 millones, respectivamente. Es decir, conecta con las nuevas audiencias.

6. Margen para crecer
El sitio de internet de Carmen Aristegui tiene aún mucho margen hacia dónde crecer, y ahí está su gran oportunidad en la categoría de Noticias (ver el cuadro de abajo).

cuadro2_usuarios_unicosOK2.jpg¿Podrá seguir el camino de la columnista Arianna Huffington y crear algo como Huffington Post, o seguirá buscando ganar una batalla que luce pírrica por un espacio en radio?

 

Contacto:

Twitter: @paconazifh

Instagram: nazifh

Sitio web: Me viene muy bien

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Las dominicanas más populares en Twitter
Por

Los mercados están saturados de propuestas, el entorno profesional es cada vez más competitivo, pero aun así, siempre en...