El fiscal general de Arizona, Tom Horne, dijo a través de un comunicado que las penas civiles podrían llegar hasta los 10,000 dólares por infracción.

 

Reuters 

El estado de Arizona, en Estados Unidos, dijo que presentó una demanda contra General Motors Co en la que afirma que la automotriz puso deliberadamente en riesgo al público al esconder intencionalmente defectos de seguridad para evitar el costo de llamados a revisión.

PUBLICIDAD

The New York Times publicó que Arizona busca una compensación de 3,000 millones de dólares por defraudar a consumidores de ese estado.

El fiscal general de Arizona, Tom Horne, dijo a través de un comunicado que las penas civiles podrían llegar hasta los 10,000 dólares por infracción y que los afectados serían cientos de miles de dueños y usuarios de automóviles en Arizona.

Los llamados a revisión que figuran en la demanda incluyen problemas con los dispositivos de encendido, pero también con varias otras partes, como bolsas de aire, cableado y cinturones de seguridad.

General Motors no estaba disponible de inmediato para comentar.

 

Siguientes artículos

Zona euro y China encienden alarmas por economía global
Por

 Los datos, junto con la evidencia de mayores recortes en los precios, se sumarán a los pedidos para una mayor acción de...