El premio le será entregado a Alejandro Aravena en una ceremonia el 4 de abril en las oficinas generales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Estados Unidos.

 

El arquitecto chileno Alejandro Aravena fue elegido como el ganador del Premio Pritzker 2016, debido a que su trabajo demostró que  la arquitectura puede mejorar la vida de las personas.

PUBLICIDAD

El premio le será entregado en una ceremonia el 4 de abril en las oficinas generales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Estados Unidos.

Aravena es el primer arquitecto chileno en recibir el galardón y el cuarto de América Latina, seguido por el mexicano Luis Barragán (1980) y los brasileños Óscar Niemeyer (1988) y Paulo Mendes da Rocha (2006).

“Su obra da una oportunidad económica para los menos privilegiados, mitiga los efectos de los desastres naturales, reduce el consumo de energía y proporciona espacio público acogedor. Innovador e inspirador, muestra cómo la arquitectura en su mejor momento puede mejorar la vida de las personas”, dijo Pritzker.

El arquitecto, de 48 años, puntualizó que este logro no solo es de él, debido a que hay muchas personas que contribuyeron para que el premio fuera una realidad.

“El prestigio, el alcance, la seriedad del premio es tal que esperamos utilizar su impulso de explorar nuevos territorios, enfrentar nuevos retos y caminar hacia nuevos campos de acción. Después de un pico tal, el camino no está escrito. Así que nuestro plan no es tener un plan, hacer frente a la incertidumbre, estar abierto a lo inesperado”, dijo Aravena.

Uno de sus proyectos sociales fue la construcción de viviendas pertenecientes al proyecto Verde Valle en Chile. Este modelo se replicó en Monterrey, Nuevo León.

Elemental Nuevo León. Cortesía: Arch daily

 

Siguientes artículos

Tres tendencias que moverán al sector inmobiliario en 2016
Por

A pesar de dificultades como la apreciación del dólar y el clima de inseguridad en el país, el sector inmobiliario salva...